Flores de Bach

.

.

www.volviendoanacer.es | Terapia PsicoBioEmocional Madrid | Flores de Bach.

Cuerpo, Mente y Espíritu

.

En esta ocasión voy a cambiar mi manera habitual de comunicarme contigo puesto que no van a ser por entero mis palabras las que adornen y te informen de todo lo relacionado con las flores, sino que en ocasiones voy a hacer eco de las palabras de Edward Bach para transmitírtelo (texto escrito en cursiva y encomillado), y es que las considero tan hermosas y afinadas, tan acordes con lo que yo siento y vivo, que sería una crueldad dejarlas en el olvido.

Edward Bach nació en Inglaterra en el 1886. Doctor en medicina (cirujano, bacteriólogo y patólogo entre otros), descubre en el año 1928 el primero de los 38 remedios florales que llevan su nombre. Dos años más tarde renuncia a su práctica para dedicarse única y exclusivamente a la búsqueda de nuevas esencias, al intuir que la auténtica razón por la que las personas enferman reside en su estado anímico.

Las ya conocidas “Flores de Bach” actúan sobre patrones de conducta arquetípicos del ser humano. Su aplicación armoniza la energía, incide sobre la emociones y diluye patrones mentales (=creencias limitantes). Esta terapéutica está recomendada desde 1976 por la Organización Mundial de la Salud.

Objetivos del tratamiento con Flores de Bach

Los estudios de Edward Bach abarcan los niveles holístico, clínico y analítico, por lo que son muchos y muy variados los aspectos tratados mediante el tratamiento floral:

  • Alivian el dolor físico y psíquico.
  • Actúan tanto a niveles energéticos (sutiles), como de pensamientos (mente = creencias) y emociones (cuerpo).
  • Se dirigen hacia la raíz del problema y de esta forma sana el árbol.
  • Desarrollan una mirada introspectiva: lo que he de cambiar está en mí, no fuera  de mí.
  • Contribuyen a una apertura de conciencia: ¿qué he de aprender de esto que estoy viviendo?
  • Facilitan la responsabilidad y madurez emocional.
  • Ayudan a forjarte tu identidad, desvinculada (en procesos a veces rápidos, otros algo más lentos) de las opiniones, juicios y/o expectativas externos.

Y esto no sólo se lleva a cabo sobre el propio síntoma, enfermedad o conducta alterada a sanar, sino que también lo hace fabulosamente a título preventivo, puesto que cuando conoces la causa que lo suscita te abres a manifestar la virtud que hay tras ella y que, por supuesto, también se encuentra en ti.

Pero sin duda lo más maravilloso del tratamiento a mi entender, es que tras el darte cuenta de que esto deviene de esto otro, prosigue un despertar por los cambios que se van dando en tu vida. Ahora sabes que vives en base a lo que pensaste, dijiste y actuaste ayer, y por consiguiente tus pensamientos, palabras y actos de hoy harán posible tu mañana.

.

www.volviendoanacer.es | Terapia PsicoBioEmocional Madrid | Flores de Bach.

La historia de la vida

“Libérate a ti mismo”, Edward Bach 1932

“Una niña ha decidido pintar, con tiempo suficiente, un cuadro de una casa para el cumpleaños de su madre. En su pequeña mente la casa ya está pintada; conoce hasta los más mínimos detalles, sólo tiene que ponerlos sobre el papel. Saca la caja de pinturas, el pincel y el trapo, y llena de entusiasmo y felicidad se pone a trabajar. Toda su atención e interés están centrados en lo que hace -nada puede distraerla del trabajo que tiene entre manos-.

El cuadro está terminado el día del cumpleaños. Ha puesto lo mejor de su capacidad para dar forma a su idea de una casa. Es una obra de arte porque lo ha hecho ella sola, cada trazo está hecho por amor a su madre, cada ventana, cada puerta, están pintadas con la convicción de que deben estar ahí. Aunque parezca un montón de paja, es la casa más perfecta que jamás se haya pintado: es un éxito porque la pequeña artista ha puesto todo su corazón y su alma, todo su ser, en lo que ha hecho.

Esto es salud, esto es éxito y felicidad, y verdadero servicio. Servir a través del amor en perfecta libertad y a nuestra propia manera. Así venimos a este mundo, sabiendo qué cuadro tenemos que pintar, teniendo ya trazado un mapa de nuestro camino por la vida, y todo lo que nos queda por hacer es darle forma material. Pasamos por todo llenos de alegría e interés, concentrando toda nuestra atención en el perfeccionamiento del cuadro, y lo mejor de nuestra capacidad en trasladar nuestros propios pensamientos y objetivos a la vida física en cualquier ambiente que hayamos escogido.

Entonces, si seguimos de principio a fin nuestros propios ideales, nuestros propios deseos, con toda la fuerza que poseamos, no habrá ningún fracaso, nuestra vida será un enorme éxito, con salud y felicidad. La pequeña historia de la niña pintora nos ilustra cómo, si se lo permitimos, las dificultades de la vida pueden interferir con este éxito y con la felicidad y la salud, y disuadirnos de nuestro objetivo porque

… la niña pinta afanosa y felizmente cuando se le acerca alguien y le dice, “¿Por qué no has puesto una ventana aquí, y una puerta allí?; y desde luego el camino del jardín debería ir de esta manera”. El resultado es que la niña perderá completamente el interés por su trabajo; tal vez continúe, pero ahora sólo pondrá las ideas de alguien sobre el papel: puede enfadarse, irritarse, mostrarse infeliz, con miedo a rechazar estas sugerencias; quizás comience a odiar el cuadro y tal vez lo rompa: de hecho, según el tipo de niño así será la reacción”.

Tu vida te pertenece a ti

“El dibujo final quizás sea una casa reconocible, pero es imperfecta, y un fracaso porque es la interpretación de los pensamientos de otros, no de la niña. Ya no servirá como regalo de cumpleaños porque no estará terminado a tiempo, y la madre deberá esperar otro año para su regalo. Esto es la enfermedad, la reacción a la interferencia. Es temporalmente el fracaso y la tristeza: y es lo que ocurre cuando permitimos que otros se interfieran con nuestro objetivo en la vida, y se implanta en nuestra mente la duda, el miedo, o la indiferencia”.

Tal y como nos dice Edward Bach:

“Permitir que otras personas nos impidan escuchar los dictados de nuestra alma provoca falta de armonía y enfermedad. Desde el momento mismo en que el pensamiento de otra persona entra en nuestra mente, nos desvía de nuestro verdadero camino. Sólo cuando olvidamos este hecho y tratamos de interferir en las tareas de otros o permitimos que lo hagan en la nuestra, aparecen la fricción y la falta de armonía en nuestro ser”.

.

www.volviendoanacer.es | Terapia PsicoBioEmocional Madrid | Flores de Bach.

La enfermedad no es un mal a suprimir, sino un beneficio a comprender

Con este título se enuncia uno de los postulados de Edward Bach que dice así:

“La enfermedad es beneficiosa. ¿En dónde radica el beneficio? En el hecho de que el dolor, el sufrimiento y el malestar sirven de señales que indican la necesidad de aprender una lección, que de otro modo nos habría pasado inadvertida y que no puede erradicarse mientras no se aprende la lección. La enfermedad es una oportunidad de vida. No es algo negativo, sino la expresión manifiesta de un defecto a corregir para seguir avanzando en el camino de la evolución y conocimiento de sí. Vista así, la enfermedad podría concebirse como parte de la estructura ontológica del hombre. La enfermedad no es un agregado; no se tiene enfermedad, sé es enfermo. La enfermedad es, entonces, un modo de desvelamiento del Ser, de sus partes oscuras y rechazadas. Y esto es importante pues al poner a la luz nuestras partes imperfectas nos obliga a la completud, a integrarnos a la verdadera esencia”.

Edward Bach contempla que nuestra vida transita en un continuo devenir entre la personalidad y el Alma (también Ser Esencial, Espíritu, Esencia Divina…), siendo la personalidad lo perturbable, lo transitorio, lo pasajero y lo mortal, y el Alma lo imperturbable, lo trascendente, lo permanente e inmortal.

La finalidad de nuestra existencia es llegar a la realización, entendiendo esta como la evolución de nuestro Ser hacia la Consciencia de Unidad. Por tanto, cada vez que nos alejamos de este camino, la enfermedad (también síntoma, conflicto… desarmonía en general) acude para recordarnos quiénes somos.

En todos los casos, la forma de hacérnoslo saber depende de cada uno de nosotros, puesto que si bien su voz se deja escuchar en un principio de una manera llamémosle “suave”, cuando hacemos “oídos sordos” su insistencia hará que cada vez se exprese con mayor “brusquedad”. A mí me gusta poner el ejemplo del cartero que tiene como misión entregarte una carta urgente: el primer día vendrá y llamará una vez a tu puerta; el siguiente llamará dos veces… pero si transcurridos unos cuántos días tú no le recibes, insistirá e insistirá hasta que lo consiga.

El origen de la enfermedad

“Las enfermedades orgánicas, tales como nosotros las conocemos, son un resultado y un producto final; son la última etapa de algo mucho más profundo. La enfermedad se origina por encima del nivel físico, más cerca del plano mental, y es enteramente el resultado de un conflicto entre nuestro Yo espiritual y nuestro Yo mortal. En la medida en que éstos se encuentren en armonía gozamos de perfecta salud, pero tan pronto como entran en discordia, surge lo que conocemos por enfermedad.

La enfermedad es pura y exclusivamente correctiva; no es vengativa ni cruel, sino el medio adoptado por nuestras propias Almas para señalarnos nuestras fallas; para evitar que cometamos más errores; para encauzarnos de vuelta por el sendero de la Verdad y la Luz, del que nunca deberíamos habernos apartado.

La enfermedad es, en realidad para nuestro propio bien, y es beneficiosa, aunque podamos evitarla si tenemos una buena comprensión de ella, combinada con el deseo de hacer el bien. Haciendo caso de estos síntomas, o indicaciones del Alma, es decir, armonizándonos con nuestra Alma, la salud se restaura por completo. Por lo tanto, toda enfermedad es debida a algún error psicológico que nuestra parte espiritual quiere que enmendemos“.

.

.

Filosofía de vida

La mirada que desarrolló Edward Bach sobre la enfermedad coincide con la mía propia: la filosofía de vida que he adquirido no sólo por mis estudios en BioNeuroEmoción®, sino y sobre todo por mi experiencia en la universidad de la vida y a través de las de cientos de consultas realizadas.

La enfermedad en todos los casos nos habla de necesidades no cubiertas, de carencias afectivas y de tendencias a repetir formas de conducta (= creencias, emociones) que son en sí mismas la base del sufrimiento (que estudiamos con el Árbol Genealógico o Transgeneracional y también con el Proyecto Sentido).

Lo “normal” es que nos sea complicado apreciarlo porque constituye nuestra manera habitual de desenvolvernos, “yo soy así” decimos, y es que hasta que uno no se para a cuestionarse el para qué de lo que le sucede en su vida, no cae en la cuenta de que ésta se encuentra dirigida por unos hilos invisibles que son articulados desde la información que se encuentra en nuestro inconsciente y que, de una manera automática, nos llevan a interpretar de una u otra manera lo que conocemos como “realidad”.

Lo que das te lo das. Lo que no das te lo quitas

Somos prisioneros de nuestra mente, encadenados por unas creencias limitantes que nos impiden crecer, evolucionar y desarrollarnos en plenitud. Como te decía en el párrafo anterior, el primer paso a dar es el auto-cuestionamiento de aquellos aspectos de nuestra vida que se repiten. 

Te darás cuenta que, en algunos casos, bastará con prestar atención a tu manera de expresarte para comenzar la indagación e ir desenmarañando este mundo abstracto que es tu inconsciente.

En otros la Naturaleza, en su infinita sabiduría, nos da la más maravillosa de las herramientas para conseguir aquello que anhelamos, y que no es otra que pensar, decir y hacer con los demás lo que nos gustaría que ellos pensaran, dijeran o hicieran con nosotros. Tal y como dice el gran Alejandro Jodorowsky: “Lo que das te lo das. Lo que no das te lo quitas”.

La libertad, el tesoro más preciado

Y de entre todos los anhelos, el que late con mayor intensidad en nuestros corazones, es el de ser libres, en el más amplio sentido de la palabra. Teniendo en cuenta lo anterior, ¿cómo crees que alcanzarás la libertad? Por supuesto DANDO LIBERTAD.

Sólo cuando damos obtenemos… pero eso sí, da de una manera desinteresada, sin esperar nada a cambio. Por esto en la misma medida en que demos libertad a todo y a todos cuantos nos rodean, en esa misma medida nos estaremos liberando a nosotros mismos.

Dar libertad conlleva dejar de manipular, manejar, controlar, dirigir, atar, amenazar, influir, dominar… al otro, cuidando de no caer en nuestra propia trampa del “no, si lo digo o lo hago por tu bien”, porque, en todos los casos, es aquello que controlamos lo que nos controla.

Vive y deja vivir

¿Hay alguien que esté en posesión de la verdad más absoluta? Discutimos, luchamos y hay hasta quien mata para que “tener razón”. Nadie y todos tenemos razón… cada uno la suya, porque cada uno tiene tras de sí ese maremágnum de creencias inconscientes, en su mayoría desconocidas, que hacen que sea, se comporte, actúe de una determinada manera.

Sé tú mismo y deja que cada cual sea él mismo. En la diversidad está el crecimiento. Cada persona que llega a nuestra vida trae algo precioso para nosotros, y si no olvidáramos este detalle en lugar de estar pendientes de qué es lo que va a decir o a hacer a continuación, podríamos descifrar el mensaje oculto el cuál, en todos los casos, viene a contribuir a nuestro crecimiento.

.

 

Si seguimos nuestros propios instintos, nuestros propios deseos, nuestros propios pensamientos, nuestros propios anhelos, nunca deberíamos conocer otra cosa que alegría y salud – Edward Bach

.

.

Puedo realizarte el testaje a distancia y, una vez sepas cuáles son los remedios florales más apropiados para ti, adquirir el preparado en tu lugar de residencia si es que no vives en la Comunidad de Madrid, España. Aparte de  la consulta específica de Flores de Bach, éstas son un excelente complemento para aplicar en el resto de terapias.

.

www.volviendoanacer.es | BioNeuroEmoción® Madrid | Consultas

www.volviendoanacer.es | BioNeuroEmoción® Madrid | Pide tu cita para consulta de BioNeuroEmoción® o Numerología Terapéutica

.


Mari Ángeles Cámara – Volviendo a Nacer

.

Acompañante PsicoBioEmocional en procesos de Sanación, Autoconocimiento, Desarrollo personal y Madurez emocional, mediante consulta presencial en Alcobendas (Madrid) y en todo el mundo a través de Skype.

Si lo precisas atiendo a domicilio en toda la Comunidad de Madrid y alrededores.

.

Facebook: Volviendo a Nacer – T. Psicobioemocional Madrid y también Mari Angeles Cámara (Terapia Psicobioemocional)
YouTube: Mari Ángeles Cámara – Volviendo a Nacer
Mail: info@volviendoanacer.es
Teléfono y WhatsApp: +34 685423653
Skype: mariangelescamara

            volviendoanacer-bioneuroemocion

Web: www.volviendoanacer.es

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

.

..

.

.

.

 

Si te ha gustado, ¡¡compártelo!!