Incesto simbólico: Enamorada de papá

www.volviendoanacer.es | Bioneuroemoción Madrid | Incesto simbólico: Enamorada de papá | ¿Qué hay tras los conflictos de pareja?

  • www.volviendoanacer.es | Bioneuroemoción Madrid | Hipnosis Clínica Reparadora | Regresiones | Hipnosis Profesional | Numerología Terapéutica | Registros Akhásicos | Theta Healing | Flores de Bach | Estudip Proyecto Sentido Gestacional | Estudio del Transgeneracional | MorfoPsicología

.

¿Qué hay tras los conflictos de pareja?

.

Desde la BioNeuroEmoción® entendemos que la inmensa mayoría de los problemas de pareja -ya sean estos de carácter sexual, mala comunicación, desconfianza, falta de intimidad, etc…- son la causa de estar manteniendo una “relación incestuosa” (más simbólica que real). La información que nos programa a vivir este tipo de circunstancia puede ser:

  • Transgeneracional: Repetimos los dramas no expresados. Puedes por ejemplo ser doble de una abuela que una noche sí y la otra también se veía obligada a mantener relaciones sexuales dentro del matrimonio y tú encontrar en tu vida únicamente a personas que por fecha son afines del abuelo, con los que te permites tener con ellos una relación de amistad pero nunca sexual.
  • De Proyecto Sentido: Esta información que nos llega de mamá se ha impreso en nuestras células incluso antes de nuestro nacimiento (este periodo abarca desde 9 meses antes de la concepción, durante la gestación y hasta los 3 años de edad). El mensaje que nos hace llegar puede por ejemplo ser debido a una experiencia de amor imposible, falta de compromiso o matrimonio impuesto que, en el caso de no ser consciente de ello, determinará mis relaciones.
  • Edad cronológica: Los primeros años de nuestra vida son muy importantes a tener en cuenta en nuestras relaciones futuras (y no sólo las de pareja): ¿he sentido presentes a mis padres o he sufrido su carencia?, ¿era papá mi  “preferido”?, ¿era la mía una mamá afectuosa?, ¿había entre ellos una relación de amor?, ¿presencié gritos y acusaciones?, ¿se preocupaban más del que dirán qué de lo que yo pudiera sentir? Por ejemplo, imaginemos que yo, en mi edad infantil, hubiera mantenido un fuerte vínculo amoroso con papá: cuando llegue a la edad adulta voy a buscar repetir esa misma relación (ya la viviera desde la atención, la cercanía, el cariño o la protección)… pero de igual forma sucede si mi percepción fue de sentirle frío o distante, por lo que a pesar de conocer a muchos hombres únicamente me enamoraré del que sea afín con mi padre (por fechas, parecido físico, nombre, profesión…) para repetir una experiencia de similares características… o justamente la inversa, porque mi inconsciente reconoce en la pareja al personaje que representa y no a la persona en sí (encontrarás una información más amplia poco más abajo). 

Este último caso se conoce, gracias a los estudios de S. Freud y C.G. Jung, como el Complejo de Edipo y/o Electra:

  • Complejo de Edipo: Cuando el hijo busca a su madre.
  • Complejo de Electra: Cuando es la hija la que busca a su padre.

Pero también se encuentra el Complejo de Edipo o Electra invertido, que se da cuando el niño busca a su padre y la niña a su madre (cuando hablo de padre o madre siempre hemos de considerar a la persona que haya ejercido la función paterna o materna con el niño: abuelos, hermanos, tíos…).

Busquemos en el árbol

Quizá sea el incesto, real o simbólico, el drama que más se repite e influye en la generalidad de los árboles genealógicos, al menos en lo que se refiere a mi propia práctica como Acompañante en BioNeuroEmoción®.

Hablamos de incesto simbólico cuando:

.

www.volviendoanacer.es | Bioneuroemoción Madrid | Incesto simbólico: Enamorada de papá | ¿Qué hay tras los conflictos de pareja?

.

Mi pareja y yo somos dobles

Comienzo aclarando que cuando hablamos de dobles hemos de tener en cuenta, además de las fechas, el parecido físico, el nombre, la profesión, etc. también lo que conocemos como dobles espejo.

Ser dobles en la pareja significa que somos hermanos simbólicos, es decir, que tanto mi inconsciente biológico individual, como el familiar y el colectivo percibe en el otro a mi hermano… con el que voy a tener relaciones sexuales (=incesto). Por regla general el encuentro de estas parejas suele ser tipo “flechazo” para después bien mantener noviazgos muy largos (donde en ocasiones hay extensos periodos de separación entre ambos), bien entablar una vida en común que será muy apasionada en el terreno sexual los primeros 4 o 5 años hasta terminar, finalmente, con una simple convivencia donde hay falta de amor y pasión (muchas veces con un sentimiento de culpa), y otras tibia y/o con sufrimiento, siendo que al mismo tiempo se es incapaz de romper con la relación… ¡¡y es que algo “muy gordo” ha de pasar para que se corte totalmente el vínculo entre hermanos!!

En este caso no tenemos que pensar mucho para encontrar que el Sentido Biológico de que se unan “dos hermanos” (=para nuestro inconsciente esto es real) es con el fin de no tener descendencia (base de algunas infertilidades)… pero no obstante lo que suele ocurrir es al contrario. Estos hijos van a vivir la ausencia de la madre, del padre o de ambos (=es lo más común), y “arrastrarán” esta carencia hasta sus propias relaciones que terminarán, muy probablemente, en parejas rotas porque tiendo a buscar en el otro a mamá o a papá, y la otra persona, que tiene el mismo conflicto (pues para algo nos hemos encontrado) está en la misma necesidad de sobrevivir, sentirse protegido, compararse o lamentando tener un faltante (=separación).

Tengamos en cuenta que si el vínculo inconsciente que nos une es el de hermanos, nuestra relación va a tener idénticas características que aquella otra que mantuve con mis propios hermanos durante la infancia. Si se trató de una “buena” experiencia (comunicación, tolerancia, respeto, camaradería…) entonces mi relación de pareja será amorosa (aunque con mínima o nula pasión), pero será dramática y caótica si lo que viví fueron rivalidades, silencios, distanciamientos, envidias, enfrentamientos, abusos de autoridad o desencuentros, pero de todo esto lo más triste, doloroso y absurdo ocurre cuando, en este estar manejados por el inconsciente (por favor, fuera culpa), continuamos más tarde buscando la aprobación y protección de papá y mamá en nuestros hijos (que serán dobles de uno u otro) a los que les castramos emocionalmente hablando porque les otorgamos un rol que no les pertenece (pasan de ser hijos a padres… dando lugar a que se repita la historia).

Pero, ¿es esto cierto?, ¿realmente mi pareja es mi hermano/a? Para mi consciente no desde luego, pero no olvidemos que el inconsciente, con ese desmesurado 97%, es el que rige nuestra vida. ¿Qué he de hacer entonces para que esta información deje de interferir en la relación? Lo indudable y prioritario es tomar conciencia de esto, proseguiremos con una búsqueda en el árbol dónde encontraremos el motivo de estar viviendo esta circunstancia, y por último “daremos aviso” a nuestro inconsciente de que está en un error para que de esta forma mi percepción de la otra persona sea neutra. Tan sencillo como esto.

www.volviendoanacer.es | Bioneuroemoción Madrid | Incesto simbólico: Enamorada de papá | ¿Qué hay tras los conflictos de pareja?

.

Mi pareja es doble de mi padre, de mi madre o de ambos

Tal y como te indicaba más arriba, aunque hablemos de padre y madre hemos de enfocarlo hacia la persona que para mí desempeñó el rol paterno y materno.

Bien, llegados a este punto te preguntaría ¿quién es quién necesita a papá o a mamá para compartir su vida? La respuesta también en este caso es bien sencilla: el niño o la niña, por lo tanto ya tenemos algo claro: la persona que busca inconscientemente “quedarse” junto a su padre o su madre es alguien que emocionalmente es inmaduro, y que al no poder abandonar el nido se lo “lleva puesto”.

Si me encuentro en este caso voy a percibir una actitud en mi pareja muy conocida por mí, tanto en lo bueno como en lo “no tan bueno”, por lo que todos los rasgos que adornan mi relación pueden variar desde el sentirme apoyada, animada y acompañada por el otro hasta “sufrir” la compañía de una pareja con una actitud dominante, posesiva, autoritaria, celosa… todo ello de acuerdo a la interacción que mantuve durante mi infancia con papá y mamá.

Por ejemplo, si papá siempre se mostró exigente en cuanto a mis notas escolares y mi partener es su doble, constantemente escucharé sus quejas (que en realidad son las mías) por todo aquello que no sea de su agrado, o si mamá día sí día no entraba en mi habitación para ponerla en orden o no pegaba ojo hasta verme aparecer por la puerta, mi consorte será una persona en exceso ordenada, celosa y desconfiada.

Por último, tanto si mi mamá fue sobreprotectora como si estuvo ausente, buscaré que mi pareja me trate como la madre que me daba todo o esperando que me de lo que nunca tuve: que esté ahí para cuidarme, protegerme, prepararme la comida, lavarme la ropa, que se preocupe por cómo estoy y esté pendiente de lo que me pueda hacer falta. Y si esto ocurre con papá buscaré una persona que me guíe, que me ofrezca su punto de vista antes de tomar ninguna decisión y que sea resolutivo con los pormenores que aparezcan dentro del hogar. 

Reflexiones

Hay una cosa clara: nadie puede vivir algo en su madurez que previamente no haya vivido. Si en mi hogar hubo amor y eso es lo que conozco mis relaciones serán amorosas, pero si lo que prevalecieron fueron los gritos, las agresiones, la falta de respeto o las imposiciones, volveré a representar en el teatro de la vida el personaje que me es familiar junto al resto del reparto de la misma obra, aunque tengan rostros o nombres diferentes.

Generalizo para indicar que, al estar basada nuestra función de niños en vivir, sufrir y sobrevivir, transitamos nuestra juventud y adultez inmersos en un mar de confusión a la espera de que llegue aquel que colme nuestro hambre de amor. Nuestra vida, una vida que nos es dada para amar y ser amados, se convierte entonces en un patético girar entorno a la desamparada figura de nuestro niño interior, la cual tarde o temprano, de no hacernos conscientes y poner fin a esta locura, terminará por ser la herencia que recojan nuestros propios hijos.

No son por tanto nuestros conscientes los que se enamoran, sino nuestros inconscientes los que se atraen, y si elegimos a nuestra pareja desde la carencia es porque necesitamos aprender para evolucionar, por lo que inevitablemente hemos de transitar diferentes experiencias. La otra persona siempre viene a traerme una información que yo inconscientemente estoy pidiendo pero que conscientemente me molesta y hasta rechazo; sin embargo, si cuando tiene lugar el conflicto soy capaz de parar e intentar ver lo que hay más allá de la ofensa, me daré cuenta de la razón o funcionalidad que da soporte a que esto suceda en mi vida y por consiguiente de lo que me viene a enseñar, y cuando ambos miembros logran integrar esta información la relación transmuta, bien para bendecirse y permitir que cada cual prosiga su camino, bien para alumbrar a la verdadera relación que nace basada en el amor, comprensión, libertad y respeto mutuos.

Para terminar, te dejo con este escrito del tan querido Alejandro Jodorowsky como colofón de este artículo que espero te haya servido.

.

www.volviendoanacer.es | Bioneuroemoción Madrid | Incesto simbólico: Enamorada de papá | ¿Qué hay tras los conflictos de pareja?

 .

Nudo incestuoso, ¿qué provoca este nudo?

Alejandro Jodorowsky

El nudo incestuoso nos impide salir al mundo, expandirnos, amar y emparejarnos de verdad, fuera de la relación con los padres y hermanos. Este nudo no se manifiesta en la superficie, un hijo no hace pareja formal con su madre ni tiene relaciones sexuales con ella aunque esa sea su pulsión básica, sino que buscará mil formas de organizar su vida para enmascarar sus impulsos y adaptarse con más o menos éxito a ellos.

Son diversas las formas de enmascarar un nudo incestuoso, veamos diez posibilidades:

  • Expresar a “boca llena” o de manera sutil que nadie es mejor que mi papá, mi mamá, mis hermanitos… “Nadie cocina mejor que mi mamá”, “nadie es más listo que mi papá”, “nadie tan fuerte como mi hermano”.
  • Conservar las ideas políticas de los padres, las creencias religiosas, rechazo a aprender otras lenguas que la materna…
  • Apegarnos a personas con el mismo nombre que la madre/padre, hermano/a…
  • Tener sexo, o emparejarse con alguien que se parece a la madre/padre… en el físico, en el nombre, en la profesión (pero sin superarlo: padre médico, pareja enfermero; padre vende petróleo, pareja trabaja en una gasolinera…).
  • No llegar nunca a emparejarse, mantener amores platónicos que nunca llegan a consumarse, personas de otras razas, parejas mucho mayores de edad…
  • Hacerse cura o monja, como forma de sublimar la entrega total a la madre o al padre.
  • La promiscuidad, “si estoy con muchas, no estoy con ninguna, porque en realidad estoy con mi madre”.
  • Vivir en la misma casa que el padre/madre…, frecuentarla de manera obsesiva, sin sentido, o conservarla por encima de todo.
  • Cuidar ancianos como profesional o voluntario.
  • Seguir dependiendo económicamente de los padres, o de algún arquetipo paterno, como el estado.

Si con la metagenealogía aprendemos que el lema del nudo incestuoso es “DENTRO”, con la psicomagia realizamos metafóricamente las pulsiones reprimidas y comenzamos a hacer lo que antes parecía imposible: partiendo del amor de los padres como núcleo, salir de las fronteras de la familia.

.


Tomar conciencia es darnos la oportunidad de sanar no sólo nuestra vida, sino también de aportar paz a nuestro árbol familiar

.

.


– Gracias –


Porque tú tienes el problema pero también tú tienes su solución… te acompaño en el camino de vuelta a tu Ser, si es que encuentras obstáculos para acceder por ti mismo al origen de tu enfermedad, trastorno y/o situación conflictiva

.

www.volviendoanacer.es | Bioneuroemoción Madrid | Hipnosis Clínica Reparadora | Regresiones | Hipnosis Profesional | Numerología Terapéutica | Registros Akhásicos | Theta Healing | Flores de Bach | Estudip Proyecto Sentido Gestacional | Estudio del Transgeneracional | MorfoPsicología.

.

www.volviendoanacer.es | Bioneuroemoción Madrid | Hipnosis Clínica Reparadora | Regresiones | Hipnosis Profesional | Numerología Terapéutica | Registros Akhásicos | Theta Healing | Flores de Bach | Estudip Proyecto Sentido Gestacional | Estudio del Transgeneracional | MorfoPsicología.

Mail: angelescmr@gmail.com  –  Tfno. y Whatsapp: +34 685 42 36 53
Consultas presenciales en Madrid y en todo el mundo a través de Skype

.

Suscríbete al blog de Volviendo a Nacer y recibirás las últimas publicaciones y novedades en tu correo electrónico:

,

.

Si te ha gustado, ¡¡compártelo!!
Share this post

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *