Elabora e interpreta tu árbol genealógico

La enfermedad es tu aliada, deja de luchar contra ella

Llegamos finalmente a la conclusión, sustentado por los estudios científicos del loable Dr. Rike G. Hamer, que lo que conocemos por enfermedad no es más que un programa especial de la naturaleza con sentido biológico (SBS), un recurso viene en mi auxilio si es que vivo en soledad (=no me siento comprendido) una situación que supera mi límite de tolerancia de estrés, situación que me coge desprevenido y me paraliza, y para la que no consigo encontrar una solución.

Gracias a la diversidad de su metodología el Acompañante en BioNeuroEmoción® puede guiarte hasta la situación que percibiste como un conflicto emocional para encontrar, descifrar y desactivar la base del conflicto. Esta es una metodología complementaria a cualquier tratamiento que recibas, ya sea alopático u holístico, potenciando su eficacia.

El conflicto psico-emocional se alimenta de la emoción bloqueada, a la que llamamos emoción oculta, por ser la no expresada en el instante del impacto debido a tus creencias y programas. Pero, si heredamos las emociones, son precisamente porque necesitan ser exteriorizadas. Acompañándote en el proceso vives nuevamente a la situación conflictual con el fin de liberar la emoción reprimida y poder aportar un recurso que te haga cambiar la percepción de los hechos.

Porque la enfermedad (al igual que cualquier síntoma) es como ese post-it que dejas a la vista para que no olvides que tienes una tarea pendiente. Cuando te ocupas de ella y la resuelves ya no tiene cabida el que permanezca en ti. Igual que viene se va, ya has entendido su mensaje.

Y es que el síntoma, enfermedad, o cualquier tipo de situación que se repite en tu vida y te causa malestar tiene un significado, tiene un “para qué”. Nada te ocurre por azar, nada es casual. En el Universo todo es sincronía… y todo tiene la opción de ser percibido de otra manera.

El inconsciente biológico

Absolutamente todo lo que vivimos queda registrado en nuestro inconsciente biológico, compuesto por el cerebro reptiliano (puramente visceral) y el cerebro límbico. Para que puedas entender su manera de funcionar has de saber que el inconsciente está regido por cuatro leyes, a saber:

  • Es atemporal: El inconsciente vive en un eterno presente, para él no existe ni pasado ni futuro: siempre es ahora. Los impactos emocionales siguen afectando mientras no haya un cambio de percepción.
Si te ha gustado, ¡¡compártelo!!