Las 5 Leyes Biológicas demuestran que la enfermedad es un Programa Especial con un claro Sentido Biológico

  • www.volviendoanacer.es | BioNeuroEmoción® Hipnosis Madrid | Regresiones - Sanación del Niño Interior - NMG - Theta Healing - Registros Akáshicos - Flores de Bach

.

Enfermedad: Adaptación al medio

.

Durante mucho tiempo se ha considerado la enfermedad como algo ajeno que llega a nuestra vida, fruto de la casualidad o como castigo divino por algo que hemos hecho mal. El dr. Ryke Geerd Hamerrecientemente fallecido, es el creador de la Nueva Medicina Germánica (NMG) y de Las 5 Leyes Biológicas que la sustentan.

La nueva y revolucionaria mirada que aporta este descubrimiento, demuestra que la enfermedad es un equilibrado y perfecto mecanismo biológico de supervivencia, activado con el fin de perpetuar la especie. Por tal motivo, nuestro cuerpo responde de esta manera cuando vivimos una situación que interpretamos como problemática, de acuerdo a las siguientes características:

  • Inesperada.
  • Vivida en aislamiento.
  • Dramática.
  • Sin solución.

En un artículo anterior al que titulé “Guía sobre el origen emocional de cada enfermedad“, puedes encontrar una tabla de enfermedades y su origen psicoemocional. Asimismo, si lo prefieres, también puedes escucharlo en YouTube desde este enlace.

En esta ocasión quiero ceñirme a Las 5 Leyes Biológicas establecidas por nuestro querido dr. Hamer, con la única pretensión de aportar luz a alguno de los conflictos que, quizá en este momento, esté dándose en tu vida. Ten en cuenta que hablamos de leyes, y esto quiere decir que se cumplen en el 100% de los casos. Las 5 Leyes Biológicas

Ryke Geerd Hamer

www.volviendoanacer.es | Terapia PisoBioEmocional Madrid | Guía sobre el origen emocional de cada enfermedad | Vacío existencial

Ryke Geerd Hamer nace en Frisia (Alemania) en 1935. En 1961 obtiene su diplomatura como Doctor en Medicina y Oncología, a lo que añade:

  • Dos años de estudios en física.
  • Especialista en Medicina Interna.
  • Especialista en Radiología.
  • Titulado en Teología.

Además de ésto, realizó la patente de un escalpelo no traumático (conocido como Escalpelo-Hamer), una sierra especial para hueso en cirugía plástica, y una mesa de masaje que se ajusta automáticamente a los contornos del cuerpo.

Durante 15 años trabaja como médico y docente en las clínicas universitarias de Tübingen y de Heidelberg. Su profesionalidad y cuidados hicieron de él una persona admirada y respetada, tanto por sus colegas como por sus numerosos pacientes. 

El 18 de agosto de 1978, en el transcurso de una fiesta a la que fue invitado a bordo de un yate anclado próximo a un pueblo de Córcega, el príncipe de Saboya dispara accidentalmente su arma contra Dirk Hamer, de 19 años, uno de los cuatro hijos del dr. Hamer y la también dra. Sigrid Hamer. Trasladado con vida a Munich, cuatro meses más tarde, en Heidelberg, Dirk Hamer sucumbe a las heridas y fallece en brazos de su padre .

El nacimiento de un nuevo paradigma

La trágica muerte de su hijo, sumada a otras dificultades desencadenadas por el inesperado y dramático suceso, provocan que el dr. Hamer desarrolle al cabo de cuatro meses un cáncer de testículos, y su esposa un cáncer de mama. La dra. Hamer atravesó varias enfermedades cancerosas hasta fallecer, en abril de 1985, por un infarto de miocardio.

Por consiguiente, es precisamente la muerte de Dirk Hamer lo que genera el inicio de la investigación que realiza el dr. Hamer, quién, en ese momento, emite la hipótesis de que tanto su cáncer como el de su esposa, pudieran tener relación con el atroz conflicto que vivieron en el más completo aislamiento.

.

Nueva Medicina Germánica

1ª Ley Biológica: Ley férrea del cáncer

Esta primera ley nos habla de que antes de la aparición de un síntoma o enfermedad, la persona necesariamente ha vivido un acontecimiento inesperado de gran intensidad y sentido en soledad, conocido como impacto o bioshock. Este choque biológico, que viene determinado por un instante preciso, origina la respuesta biológica y repercute simultáneamente a nivel de la pisque, el cerebro y el órgano.

El contenido del conflicto biológico desencadenado determina:

  • Una alteración a nivel de la psique.
  • La localización exacta de un área de actividad en el cerebro, denominado foco de Hamer, y que se aprecia con total nitidez a través de un scanner, en forma de circunferencias concéntricas.
  • Su correspondencia en el cuerpo (= síntoma o enfermedad). Este último es el conocido como DHS, o Síndrome de Dirk Hamer, en honor a su hijo fallecido.

2ª Ley Biológica: Carácter bifásico de las enfermedades

Esta segunda ley aporta una información sumamente relevante en la aparición de los síntomas, puesto que:

  • Mientras que la persona está viviendo la situación conflictual se haya en la primera fase de la enfermedad, conocida como simpaticotónica, fase fría, o de conflicto activo.
  • Una vez la persona resuelva, ya sea consciente o inconscientemente, pasa a la segunda fase llamada vagotónica, fase caliente, o de curación.

El ritmo habitual del ser humano es el de normotonía (día y noche). Este ritmo se ve alterado en el momento que se vive un impacto inesperado, dando lugar a la fase activa del conflicto. Este choque, o DHS, inicia el Programa Biológico que permite al organismo (psique, cerebro y órgano) incrementar su funcionamiento diario, para enfocarse en dar solución a la situación imprevista y sumamente estresante.

Es conveniente añadir que, en algunos casos, es preferible reducir la intensidad del conflicto antes que resolverlo, y afrontar de manera eficiente los síntomas que acompañan a la fase de curación. Este es el caso, por ejemplo, de un conflicto de pérdida de territorio, el cuál puede concluir con el infarto de miocardio en la fase vagotónica.

¿Qué síntomas apreciamos a nivel de la psique?

La información que te expongo a continuación, te será útil para comprender si te hayas en una u otra fase de la enfermedad. En el caso de que identifiques por los síntomas que te encuentras en conflicto activo, pregúntate qué persona o situación ha sido el desencadenante de tu estrés, y darte cuenta de que sólo es tu interpretación de lo sucedido lo que ha creado el problema.

Añadir que la mayoría de los síntomas se aprecian cuando el conflicto ya se ha solucionado. En este caso, ¿para qué permanecer en el miedo? El exceso de estrés es lo que alarga en el tiempo esta segunda fase, e incluso ser el detonante de un nuevo bioshock.

  • Síntomas en fase fría: Preocupación, irritabilidad, pensamiento repetitivo, insomnio, inapetencia y extremidades frías entre otros, junto con la reducción o crecimiento celular, de acuerdo a la capa embrionaria a la que pertenezca el órgano que se haya visto afectado..
  • Síntomas en fase caliente Cansancio, apetito, extremidades calientes… además de los físicos como inflamación, infección, fiebre, hemorragia, y reducción o crecimiento celular, a la inversa de la actuación biológica de la fase previa, de acuerdo a la capa embrionaria a la que pertenezca el órgano que se haya visto afectado.

www.volviendoanacer.es | Bioneuroemoción Madrid | La enfermedad contemplada desde Las 5 Leyes Biológicas | La enfermedad, cuestión de supervivencia

3ª Ley Biológica: Sistema ontogenético de las enfermedades

La tercera ley argumenta que es la interpretación particular de lo sucedido lo que determina el tejido del órgano afectado. Recuerda que con ello, el cerebro pretende solucionar el problema que no se ha podido resolver desde la psique.

Cada uno de los tejidos de nuestro cuerpo pertenece a una capa embrionaria, u hoja blastodérmica. El origen de estas capas embrionarias se establece de acuerdo a su formación durante la gestación, comenzando a partir del décimo tercer día después de la fertilización. Hablamos de tres capas embrionarias que se dan en cinco etapas:

  1. Endodermo o capa interna: Es la más antigua y se corresponde con la supervivencia, dando lugar a los órganos que se ocupan de las funciones vitales básicas (principalmente de la obtención, procesado y desecho de sustancias vitales, y la reproducción). Está regido por el Tronco Cerebral (cerebro reptiliano). Tejido epitelial glandular (adeno).
  2. Mesodermo o capa intermedia: Es la capa de transición entre el endodermo y el ectodermo. De ella derivan todos los órganos que proveen al cuerpo de protección, sostén y estabilidad. De acuerdo a su formación celular se subdivide en:
    1. Antiguo: Protección de la integridad. Regido por el Cerebelo (cerebro reptiliano). Tejido epitelial glandular (adeno).
    2. Nuevo: Aporta estructura y locomoción. Capacidad de acción (necesidad de obtener un resultado en la acción), Regido por la Médula Cerebral (Corteza Blanca). Tejido conectivo.
  3. Ectodermo o capa externa: Relación, territorio, identidad y sexualidad. Regido por la Corteza Cerebral (Sustancia Gris). Tejido epitelial pavimentoso, mucosas.

Algunos de los órganos están formados por las tres hojas blastodérmicas.

Metástasis

Hasta la aparición de Las 5 Leyes Biológicas, las metástasis eran consideradas como el movimiento invasivo de las células cancerígenas en otras partes del cuerpo, utilizando para su desplazamiento el torrente sanguíneo o el sistema linfático.

Sin embargo, el dr. Hamer ha demostrado que los cánceres que puedan aparecer tras un tumor inicial, no están ocasionados por la migración sin sentido ni lógica definida de las células cancerosas, sino que son la consecuencia de nuevos DHS.

Desgraciadamente, debido al gran desconocimiento de los hechos, la mayoría de las conocidas metástasis, son el resultado del miedo con el que se recoge el diagnóstico, o mejor dicho, el pronóstico de la enfermedad, emitido por el facultativo médico.

4ª Ley Biológica: Sistema ontogenético de los microbios

Esta ley trata de la importancia de los microbios en la fase de restauración del organismo, puesto que cooperan para su óptimo restablecimiento.

Verás, los microbios vendrían a ser una especie de albañiles contratados por el sistema para, de acuerdo a la capa embrionaria afectada, reconstruir la parte de los tejidos que fue degradada en la fase activa del conflicto, o, en el caso contrario, eliminar las células sobrantes. 

En consecuencia, los microbios no son los causantes de las enfermedades, sino que es nuestro cerebro quien pide de su colaboración, siempre y cuando estén disponibles. Por algo es que la Madre Naturaleza ha resuelto que nuestro organismo posea un número de microbios mucho mayor que el de células.

La ignorancia de los seres humano llega tan lejos, que hemos generado unos hábitos tendentes a desinfectar y eliminar las poblaciones de microorganismos que nos son necesarios, a pesar de estar demostrado científicamente que, de no ser por su presencia, la vida no sería posible.

Cerebros Antiguo y Nuevo

Al cerebro antiguo pertenecen los tejidos originados en las tres primeras etapas, Endodermo, Mesodermo Antiguo e Intermedio, actuando como sigue:

  • Fase fría: Hiperfunción del órgano, es decir, incremento de masa celular en la fase fría.
  • Fase caliente: El tejido sobrante es descompuesto, o enquistado a falta de los microbios que cooperen en tal descomposición, normalizando con ello la función orgánica.

Mientras, en el cerebro nuevo, nos encontramos con los tejidos derivados del Mesodermo Nuevo y el Ectodermo:

  • Fase fría: Hipofunción o reducción celular (necrosis, pierde masa).
  • Fase caliente: Reconstitución del tejido perdido.

Nota aclaratoria: En el Ectodermo hay un grupo especial de órganos que efectúan sólo cambios funcionales, sin crecimiento ni reducción celular.

.

www.volviendoanacer.es | Bioneuroemoción Madrid | La enfermedad contemplada desde Las 5 Leyes Biológicas | La enfermedad, cuestión de supervivencia

.

5ª Ley Biológica: Quintaesencia

La quinta y última ley nos habla de la majestuosidad con qué se da la vida. Al fin entendemos que la enfermedad no es algo que venga a perturbarnos desde fuera, ni el desatinado actuar de algunas de las células de nuestro cuerpo.

Si hemos sobrevivido como especie, es gracias a nuestra capacidad de adaptación a las circunstancias inherentes a la vida, a lo largo de millones de años. Cada una de estas adaptaciones ha configurado un programa en particular, similar al de un ordenador, del que se sirve nuestro cerebro cuando no sentimos cubierta una necesidad biológica.

Como ya hemos visto…

La más importante misión de nuestro inconsciente biológico es la de asegurar la supervivencia de la especie, aún por encima de la del individuo. De esta manera, cuando vivimos en soledad una situación altamente estresante, que nos coge a contrapié y a la que no damos una solución desde la psique, es el cerebro el que se hace cargo de ella para resolverla en términos biológicos.

Por lo tanto, la enfermedad es un programa especial de la naturaleza con un claro sentido biológico, que acude en nuestro auxilio con el fin de preservar la evolución de las especies, permitiendo con ello que todos los organismos salgan victoriosos de las situaciones particulares de emergencia.

Ni casualidad, ni causalidad… hablamos de resonancia

Todo cuanto sucede en nuestra vida tiene un para qué, un motivo de que así sea. Si bien en este caso hablamos de las enfermedades, lo puedes extrapolar a cualquier situación existencial que te robe el derecho a ser pleno y feliz. Cada situación aporta un aprendizaje, y este viene determinado por los patrones que has heredado de tus ancestros, así como por tus propias vivencias que comenzaron en el útero materno.

Volviendo al tema que hoy nos ocupa, ¿eres consciente de la desconsideración de los seres humanos? Consideramos a la Madre Naturaleza como ineficaz, traicionera, o dada a cometer errores tales como los crecimientos cancerosos o degenerativos, en lugar de asumir la responsabilidad en las elecciones que llevamos a cabo en nuestra vida.

Por este motivo decimos que las llamadas enfermedades son la manifestación biológica de una incoherencia con nuestra alma, cuando decimos o hacemos contrariamente a lo que pensamos y sentimos. Por otro lado, y en consecuencia, mientras no resolvamos lo que hemos aceptado como conflicto nos impedimos crecer espiritualmente, puesto que no nos enferman las personas y/o situaciones que vivimos, sino la manera en la que nosotros las interpretamos.

Reflexiones

A mí me gusta decir que nada sobra ni nada falta, por lo tanto, cuanto vivamos es perfecto contemplado desde el aprendiz que experimenta cada una de las situaciones que, desde un plano inconsciente, vamos atrayendo a nuestra vida. Y la enfermedad es una gran maestra, capaz de dar un giro completo a nuestra vida.

Yo te pregunto: ¿tuviste que hacer algo para enfermar? Sin duda tu respuesta es no; pues bien, para sanar tampoco has de hacerlo. Tu cerebro, regido por las leyes naturales, se encargará de solucionarlo. ¿Cómo? Tomando consciencia de la creencia y la emoción responsables de haber interpretado una situación neutra como conflictual.

No se trata de temer ni de luchar contra la enfermedad, sino de buscar el significado de su mensaje, el cual, siempre y en todos los casos, te conduce a tu más elevada liberación.

Las 5 Leyes Biológicas – Las 5 Leyes Biológicas – Las 5 Leyes Biológicas

El corazón entiende de razones que la razón no entiende

.BioNeuroEmoción® / BioDescodificación, Hipnosis y Regresiones, Numerología Terapéutica. Theta Healing®, Registros Akáshicos, Flores de Bach y MorfoPsicología. Consultas Presenciales en Madrid Alcobendas y Online con Mari Ángeles Cámara de Volviendo a Nacer

Redacción: Mari Ángeles Cámara – Volviendo a Nacer


– Gracias –



Todas las situaciones que consideras problemáticas tienen un aprendizaje para ti
Disfruta de este maravilloso reencuentro con tu Ser

.

www.volviendoanacer.es | Bioneuroemoción Madrid | Hipnosis Clínica Reparadora | Regresiones | Hipnosis Profesional | Numerología Terapéutica | Registros Akhásicos | Theta Healing | Flores de Bach | Estudip Proyecto Sentido Gestacional | Estudio del Transgeneracional | MorfoPsicología.

Mail: angelescmr@gmail.com  –  Tfno. y Whatsapp: +34 685 42 36 53
Consultas presenciales en Madrid y en todo el mundo a través de Skype

.

Suscríbete al blog de Volviendo a Nacer y recibirás las últimas publicaciones y novedades en tu correo electrónico:

.

.

Si te ha gustado, ¡¡compártelo!!

Esta guía sobre el origen biológico de cada enfermedad te ayudará a entender el para qué vives esta experiencia, y así poder reconducir tu camino.

  • www.volviendoanacer.es | BioNeuroEmoción® Hipnosis Madrid | Regresiones - Sanación del Niño Interior - NMG - Theta Healing - Registros Akáshicos - Flores de Bach

Origen biológico de cada enfermedad – Origen biológico de cada enfermedad – Origen biológico de cada enfermedad

Vacío existencial

(Puedes escucharlo por Youtube accediendo mediante este enlace)

.

Todos los seres humanos somos seres completos. Cada uno de nosotros posee unos dones y unos talentos que nos son otorgados como el SER que ya somos, por el simple hecho de existir.

El problema radica en que ésto quedó olvidado muchas generaciones atrás, y, desde entonces, nos hemos visto inmersos en la creencia más limitante de todas: no sentirnos merecedores de cuanto el Universo nos ofrece cuando, en realidad, somos extensiones de la Divinidad con el mismo poder creador.

Este hecho hace que queramos llenar un vacío continuamente, vacío que tan solo existe como creencia en nuestra mente puesto que tan solo es una idea, un pensamiento.

¿Cómo lo hacemos?

Relaciones

Forjamos unos vínculos ficticios basados en la necesidad y no en el amor, donde el miedo a perder nos hace apegarnos al otro y a no querer soltar. Este tipo de relación nos desgasta y encadena, puesto que se trata de un amor condicionado.

Como resultado obligamos al otro a que actúe de acuerdo a nuestras expectativas, de la misma manera que nosotros nos obligamos a actuar según las expectativas de la otra persona, todo con el fin de que nos quiera o, lo que es lo mismo, de evitar su rechazo.

Bienes materiales

Confundimos el vivir (= SER) con el tener. Nos hacemos esclavos de una cultura en la que si tengo más valgo más, y si tengo menos no valgo nada, y nos pasamos la vida haciendo y haciendo para tener. Tener ¿qué?, ¿es que acaso una casa más grande va a hacernos más felices… o un mejor coche, un trabajo más remunerado…?

Nos estamos confundiendo y mucho, puesto que depositamos en una serie de objetos o pertenencias el poder de ser más o menos dichosos, ¡¡y obviamos que ya lo somos todo!!

Roles de poder

Nos han dicho que tenemos que luchar y esforzarnos “por ser alguien en la vida“. ¡¡Cuántas creencias limitantes!! Es totalmente incongruente que tengamos que competir con nada ni con nadie porque, si todos somos Uno, cada vez que lo hacemos con quien entramos en lucha es con nosotros mismos (¿¡te das cuenta de esta locura!?). El Universo es abundante y hay sitio para todos.

De vuelta hacia el Ser

En esta desconexión con nuestra Esencia, la Vida, la cual creamos (=materializamos) desde nuestros pensamientos, emociones y acciones, nos reconduce una y otra vez a nuestro cauce mediante lo que etiquetamos como problemas o conflictos:

  • Con las personas con las que interactuamos (pareja, amigos, padres, hijos…),
  • En las situaciones en las que nos vemos involucrados (económicas, profesionales…),
  • Con las enfermedades puesto que, de una manera u otra, prestamos especial atención al cuerpo (¡con frecuencia no sabemos que tenemos un estómago hasta que nos duele!).

La Vida pretende que frenemos y atendamos nuestra alma, la cual tenemos habitualmente abandonada, y tratarla, tratarnos, con el respeto y amor que se merece, que nos merecemos.

Por consiguiente no solo tenemos la oportunidad de volver a sintonizar nuestro GPS particular, como me gusta llamarlo, para tomar el rumbo más adecuado, sino que nos impele a recordar el enorme potencial interior a desarrollar.

Y es que la enfermedad nos aboca a manifestar sinceridad para con nosotros mismos; si obviamos el mensaje y el conflicto permanece, nos quedaremos irremediablemente sin energía.

El cuadro que te dejo a continuación, extraído de la Nueva Medicina Germánica de acuerdo a los estudios del dr. Ryke Geerd Hamery en el que se basa una parte de la BioNeuroEmoción®, te dará muchas y muy buenas pistas con las que comenzar a tirar del hilo. Si con ello no te es suficiente, por favor no dudes en contactar conmigo, y con gusto te acompañaré en este genuino y maravilloso aprendizaje.

Origen biológico de cada enfermedad – Origen biológico de cada enfermedad – Origen biológico de cada enfermedad

www.volviendoanacer.es | BioNeuroEmoción® Madrid | Origen biológico de cada enfermedad - Cuadro Nueva Medicina Germánica | Vacío existencialOrigen biológico de cada enfermedad – Origen biológico de cada enfermedad – Origen biológico de cada enfermedad

Tabla de las enfermedades y su origen biológico, de acuerdo a la Nueva Medicina Germánica

Origen biológico de cada enfermedad – Origen biológico de cada enfermedad – Origen biológico de cada enfermedad

I  
Manifestación orgánica Contenido biológico del conflicto
Acné vulgar del corion cutáneo Pequeños conflictos de mancha en el rostro, sobre todo durante la pubertad.
Acondrotrofia (discondrosis, necrosis de cartílago, condronecrosis) Ligero conflicto de desvalorización de sí mismo. La localización corresponde a la ubicación del tipo de conflicto.
A. Alveolos (imagen en “suelta de globos” o en “algodón”)

 

B. Adenocarcinoma bronquioalveolar (poco frecuente)

Miedo a la muerte, frecuentemente por el impacto debido a un diagnostico o pronóstico. Ej. “Usted tiene cáncer, no llegará a Navidad”.

 

Conflicto por faltar la bocanada de aire, es decir, miedo a asfixiarse.

Amígdalas No poder tragar la presa (objetivo). Ej. En el último momento nos es arrebatado algo que parecía nuestro: casa, coche, etc…
Arterias (necrosis arterial) Desvalorización. Limitación específica según la localización orgánica.
Boca – Úlcera del conducto excretor de la glándula sublingual y parótida (saliva) No poder, no querer o no tener derecho a comer (ensalivar).
Boca – Úlcera mucosa bucal Conflicto de boca o lengua. Ej. Un conductor tiene que soplar con la boca en un alcoholímetro, y ve retirado su carnet de conducir.
Bronquios. Epitelio plano intrabronquial

 

Asma bronquial (=constelación esquizofrénica cuando hay un segundo conflicto activo en el hemisferio izquierdo)

Miedo territorial. El adversario todavía no ha irrumpido en el territorio, pero el peligro es inminente.

 

Miedo en el territorio.

Ciego del intestino y apéndice (Coecum) Conflicto de “suciedad” indigesto. Ej. Niño que presencia una terrible escena de violencia entre sus padres.

II

 
Corazón – Endocardio Desvalorización respecto a la eficiencia cardíaca.
Coronarias – Úlcera de las arterias coronarias con fuerte angina de pecho.

 

A. En hombre diestro y mujer zurda, en mujer diestra consumidora de píldora y mujer menopáusica que reacciona de forma masculina. En hombre zurdo y mujer diestra con presencia de constelación esquizofrénica (las arterias coronarias son derivados de los arcos branquiales y su inervación está regida por el córtex cerebral).
B. Úlcera de la vesícula seminal de los hombres en las mismas condiciones que las mencionadas arriba.
A. Conflicto de territorio. Conflicto biológico de pérdida de territorio o del contenido del territorio (la compañera abandona el territorio).
B. Mujer zurda: Conflicto sexual. No copular o no haber sido apareada, casi siempre acompañado de depresión sin desbalance hormonal.
C. Por trastornos hormonales: en mujeres tras la menopausia, la píldora o castración o masculinización: conflicto de territorio en la mujer viril.
D. Por desbalance hormonal: depresión durante un conflicto de territorio (conflicto de resignación en los individuos masculinos débiles).
Corteza de las cápsulas suprarrenales. Lado derecho (Cápsula suprarrenal=ganglios linfáticos) Conflicto de haber sido echado (arrojado) fuera del camino, de haber elegido el camino equivocado, o de haber apostado por el caballo equivocado.
Corteza de las cápsulas suprarrenales. Lado izquierdo (Cápsula suprarrenal=ganglios linfáticos) Desvalorización en el sentido más amplio. Incapacidad de lucha a causa de herida grande y sangrante, conflicto de hemorragia y lesión. También conflicto de transfusión sanguínea. Conflicto por diagnóstico de cáncer de sangre (nuestro cerebro no puede distinguir entre transfusiones de sangre y hemorragias).

III

 
Dermis (=melanoma y melanoma amelannótico, corión cutáneo)

 

Rosácea uni o bilateral (corión cutáneo)

Conflicto de mancha, ataque a la propia integridad, conflicto de sentirse o estar desfigurado. Ej. Tras amputación de la mama.

 

Mancillamiento en sentido real o figurado. Ej. “Eres un cerdo” o “eres una mierda”

Dientes – Esmalte, caries. El esmalte es el marfil derivado del endurecimiento de la mucosa bucal del epitelio plano Conflicto de no poder o deber morder (conflicto de protección femenina).
Duodeno (excepto bulbo) No poder digerir la presa. Contrariedad con uno de los miembros de la familia, compañeros de trabajo, amigos.
Endometrio (cuerpo uterino) A. Conflicto con connotaciones sexuales, desagradable, feo, poco respetuoso. Generalmente con persona masculina.
B. Pérdida, sobre todo en relación abuela/nieto.
Epiplón mayor Sufrir una marranada, algo imposible de digerir.
Epitelio plano de los arcos branquiales Miedo frontal. Miedo al cáncer.
Esófago (tercio inferior) No poder tragar la presa. A menudo es una casa, un coche, etc… que se quiere adquirir y de pronto no se puede. El adenocarninoma es por “querer tragar y no poder”. El carcinoma epidermoide aparece al verse obligado a tragar algo que desearía escupir. Válido también en principio para la zona nasobucofaríngea.
Esófago, úlcera carcinomatosa. 2/3 superiores. No poder ingerir (tragar) la presa. No poder asimilar por uno mismo (también en sentido figurado no poder confiarse, incorporarse).

IV

 
Estómago (excepto curvatura menor) Contrariedad familiar. “No lo puedo digerir”. Ej. No poder apropiarse definitivamente de una herencia que le corresponde según testamento, o de las ganancias que le corresponden en una empresa de accionistas. Frecuente en juicios, indemnizaciones o pensiones que le corresponden.
A. Estómago y bulbo duodenal

 

B. Conducto biliar intra y extrahepático, úlcera

C. Conductos intrapancreáticos (úlcera)

A. Contrariedad por el territorio. Lucha por los límites del territorio con los “jefes del territorio aledaño”. También afecta al contenido del territorio (ej. pareja infiel “se va con otro/a” o con cambio de actitud).

 

B. Contrariedad territorial. Los límites del territorio no están definidos, de manera que el “jefe del territorio vecino” puede invadir fácilmente el territorio. A menudo disputa por dinero (también rencor o celos).

C. Contrariedad territorial: en el ser humano a menudo a causa de dinero.

Faringe, adenoides, vegetaciones nasofaringeas No poder atrapar la presa, el objetivo, la tajada (no poder poseer, adueñarse de o conseguir algo).
Ganglios linfáticos-necrosis (agujeros) Ligera desvalorización. Se afectan los ganglios correspondientes a una parte determinada del esqueleto. Las cadenas de los ganglios linfáticos corresponden a una parte determinada del hueso. En este caso la desvalorización es menor que cuando se afectan los huesos.
Glándula sublingual (porción acinar) No poder atrapar la presa (objetivo).
IGlándula sublingual izquierda, conducto excretor. Lado izquierdo INo poder, deber o tener derecho a comer.
Glándulas lacrimales (porción acinar) No poder atrapar la presa por no ser visto y considerado por otros. Ej. Pintor que no encuentra galería que exponga sus cuadros, y por tanto no serán vistos. No vende y no consigue su presa.

V

 
Hígado “Morirse de hambre”, conflicto existencial. También conflicto de poder morir de hambre a causa de un cáncer intestinal.
Hiperglucemia (diabetes mellitus, enfermedad análoga de las células B) Resistencia (negarse, oponerse) y defenderse de alguien o de algo en especial.
Hipófisis, adenohipófisis, acromegalia A. No conseguir la presa (objetivo) por ser inalcanzable ya que el individuo es demasiado pequeño.
B. No poder alimentar al niño o a la familia.
Hueso dental (osteolisis de la dentina) Desvalorización por “no poder morder”. Ej. Un perro tiene que dejarse morder siempre por el pastor alemán del vecino; o un niño delicado y débil tiene siempre que dejarse pegar y humillar por el más fuerte.

 VI

 
Huesos (osteolisis, osteoporosis, descalcificación ósea, lesión en “sacabocados”. Lado izquierdo del cuerpo. Desvalorización. Conflicto especifico en función de la parte del esqueleto donde se da la osteolisis:

 

1. Calota y cervicales: Desvalorización intelectual (injusticia, falta de libertad, falta de paz…).

2. Cabeza de húmero izquierdo (diestras): Desvalorización por conflicto madre/hijo.

3. Cabeza de húmero izquierdo (zurdas): Desvalorización por conflicto de pareja.

4. Columna vertebral: Desvalorización central de la personalidad.

5. Cuello del fémur: Desvalorización por no poder soportar una situación o llevar a cabo algo.

6. Pubis: Desvalorización sexual.

7. Rodilla: Desvalorización deportiva.

8. Pie y tobillo: Desvalorización por no poder correr, bailar o guardar el equilibrio.

9. Mano: Sentirse torpe manualmente.

Huesos (osteolisis, osteoporosis, descalcificación ósea, lesión en “sacabocados”. Lado derecho del cuerpo. Desvalorización. Conflicto especifico en función de la parte del esqueleto donde se da la osteolisis:

 

A. Calota y cervicales: Desvalorización intelectual (injusticia, falta de libertad, falta de paz…).

B. Cabeza de húmero derecho (zurdas): Desvalorización por conflicto madre/hijo.

C. Cabeza de húmero derecho (diestras): Desvalorización por conflicto de pareja.

D. Columna vertebral: Desvalorización central de la personalidad.

E. Cuello del fémur: Desvalorización por no poder soportar una situación o llevar a cabo algo.

F. Pubis: Desvalorización sexual.

G. Rodilla: Desvalorización deportiva.

H. Pie y tobillo: Desvalorización por no poder correr, bailar o guardar el equilibrio.

I. Mano: Sentirse torpe manualmente.

VII

 
Íleon (intestino delgado inferior), denominado también en la fase de curación Enfermedad de Crohn No poder digerir la presa. “Contrariedad indigesta” generalmente combinada con conflicto de “miedo a morir de hambre”, en el sentido más amplio de la expresión. Ej. Una peluquera se ve obligada a cerrar varias veces su almacén de manera temporal, y luego de forma definitiva, por pasarse sus mejores ayudantes a la competencia a pesar de sus manifestaciones contrarias, teniendo una gran pérdida económica.
Intestino grueso (colon ascendente, transverso y descendente) Contrariedad indigesta. “Guarrada”, faena, “porquería”, Ej. Alguien es acusado injustamente de engañar a una compañía de seguros.
IIntestino – Músculo liso (necrosis) Incapacidad de progresar un bolo alimenticio a nivel intestinal. Íleon paralítico.
Intestino – Recto (úlcera carcinomatosa) Conflicto de identidad femenino: no saber a dónde ir, no saber cuál es su sitio (qué posición o decisión adoptar). En mujer diestra y en hombre zurdo (afeminado), ambos en constelación esquizofrénica, en hombre diestro y mujer zurda (también si es postmenopáusica).
Lacrimales (úlcera) Querer ser visto o no querer ser visto.
1. Laringe

 

2. Asma laríngeo (=constelación esquizofrénica, cuando hay simultáneamente un conflicto en corteza del hemisferio cerebral derecho)

A. Pánico, susto y miedo ante un peligro completamente inesperado que le deja a uno sin respiración (reacción femenina, el individuo masculino pasaría enseguida al ataque).

 

B. Pánico (susto, miedo).

VIII

 
Mama derecha (pecho, corion cutáneo invaginado) Diestras: Conflicto de pareja, no de tipo sexual. Conflicto de preocupación o de pelea.

 

Zurdas: Conflicto madre/hijo (o hija/madre) o conflicto de nido. Ej. Niño que se suelta de la mano de la madre y es atropellado. Se mantiene en el hospital entre la vida y la muerte. La madre se hace reproches. Ej. A una mujer le notifican de repente el cese del contrato de alquiler de su casa (nido). Todas sus cosas se van a la calle.

IMama derecha – Intraductal (conductos galactóforos de mama) Diestras: Separación de la pareja. Ej. “Me han arrancado a mi pareja del pecho” (corazón, alma).

 

Zurdas: Separación de un hijo. Ej. “Me han quitado a mi hijo del pecho” (conflicto de nido).

Mama izquierda (pecho, corión cutáneo invaginado) Diestras: Conflicto madre/hijo (o hija/madre) o conflicto de nido. Ej. Niño que se suelta de la mano de la madre y es atropellado. Se mantiene en el hospital entre la vida y la muerte. La madre se hace reproches. Ej. A una mujer le notifican de repente el cese del contrato de alquiler de su casa (nido). Todas sus cosas se van a la calle.

 

Zurdas: Conflicto de pareja, no de tipo sexual. Conflicto de preocupación o de pelea.

Mama izquierda – Intraductal (conductos galactóforos de mama) Zurdas: Separación de la pareja. Ej. “Me han arrancado a mi pareja del pecho” (corazón, alma).

 

Diestras: Separación de un hijo “Me han quitado a mi hijo del pecho” (conflicto de nido).

IX

 
Médula suprarrenal

 

Feocromocitoma, neuroblastoma

Fuerte estrés insoportable, insufrible.
Metabolismo -Tálamo

 

Descarrilamiento metabólico

Resignación extrema. Ej. “Mejor estuviera muerto”.
Mucosa nasal (úlcera) Conflicto nasal que tiene algo que ver con el interior de la nariz.
Músculo-esquelético (estriado) – Necrosis No poder escapar (piernas), no poder empujar o agarrar algo (brazos). (Esclerosis en placas, esclerosis múltiple).
Músculos – Parálisis motora

 

A. También esclerosis múltiple, esclerosis lateral, miodistrofia del lado derecho

B. Parálisis facial de la mitad derecha de la cara

 A. No poder huir, seguir o acompañar (piernas), no poder sujetar o rechazar (brazos, manos) o no poder esquivar (espalda y hombro). Conflicto de no encontrar la salida o no saber por dónde empezar (parálisis de piernas).

 

B. Quedar en ridículo, perdida de la dignidad, ser objeto de burla.

Nariz – Pérdida de facultad olfativa de los filetes olfatorios No querer oler. Ej. “Esto apesta”, “como puede oler tan mal esto”
Nariz – Úlcera de senos paranasales Conflicto de “mal olor”, “apestoso”, “todo esto me huele mal”, tanto en sentido literal como figurado.
Necrosis de los tendones Ligero conflicto de desvalorización de sí mismo. La localización corresponde a la ubicación del tipo de conflicto.

X

 
Neurofibroma (glioma periférico). Estas excrecencias de las vainas de los nervios, constituyen una especie de filtro, que intenta bloquear la transmisión de estímulos sensoriales provenientes de la periferia, para que no lleguen al cerebro. Pérdida de sensibilidad Conflicto de contacto. El contacto se percibe como algo desagradable y no deseado. Es el caso contrario del conflicto de separación, pero se afecta el mismo órgano. El estímulo sensitivo sigue siendo percibido, pero es “absorbido” posteriormente por el neurofibroma.

 

Conflicto de dolor: el conflicto de contacto más intenso es el conflicto de dolor. En el caso de un dolor súbito (ej. golpe en la cabeza), el organismo es capaz de “desconectar” la sensibilidad periférica de una zona del cuerpo. El dolor y la sensibilidad pueden desaparecer momentáneamente.

Oído medio No poder atrapar la presa, especialmente el de no conseguir una información (conflicto que proviene de una época embriológica, donde oído medio y boca eran una misma cavidad). Ej. El lactante no consigue el pecho de la madre. Ej. Un niño no consigue que le regalen el juguete que ha deseado ardientemente.
Oídos – Pérdida facultad auditiva No querer oír. Ej. “¿Estoy oyendo bien?, “no doy crédito a mis oídos”.

XI

 
OjosÚlcera del cristalino Separación visual muy fuerte.
IOjos – Úlcera de la córnea ISeparación visual grave. Perder a alguien de vista.
Ojos – Úlcera del epitelio del párpado y de la conjuntiva
Separación. Se pierde de vista a una persona.
Ojos – Opacidad parcial del cuerpo vítreo

 

Glaucoma (fenómeno de túnel). Visión hacia atrás parcialmente “nublada”

Miedo en la nuca con un matiz particular. Ej. Cuando se experimenta un proceso en el cerebro, o incluso en la retina (diagnóstico de tumor cerebral), como un “miedo detrás de los ojos”, que se sentirá como centro de orientación de la consciencia. Se percibirá parecido al peligro por detrás, que siente la presa cuando es perseguida por un animal de rapiña. El sentido de la visión en túnel, consiste en que la presa encuentra su camino de huida hacia delante con paso firme, sin tener que mirar atrás con pánico.
Ojos – Pérdida facultad visual (retina) Miedo en la nuca. Peligro que acecha o amenaza desde atrás, y del que uno no puede desembarazarse.
Ojos – Úlcera de las vías lacrimales No poder asimilar por uno mismo (también en sentido figurado no poder confiar, incorporarse).
Ombligo No poder eliminar. Ej. Mujer convaleciente escucha que su marido balbucea por teléfono, dándose cuenta que él aún no ha abandonado el alcohol.

XII

 
Ovarios (tejido intersticial) A. Pérdida por muerte o separación de hijo, esposo, padres, amigos, animal…

 

B. Conflicto feo (zona genital), con connotaciones sexuales con un hombre.

Paladar (cavum) No poder tragar la presa a pesar de haberla atrapado. Ej. El paciente creía haber ganado la lotería, pero más tarde se evidencia que su número no ha quedado registrado.
Páncreas Miedo y contrariedad familiar. “Lucha por la presa”, conflictos de herencia. Ej. Una mujer tiene que cancelar su viaje de vacaciones planeado con anterioridad, y que estaba siendo vivido (digerido) con ilusión, por sufrir su madre un accidente.
Páncreas – Hipoglucemia (insuficiencia de glucagón)

 

Enfermedad análoga de células A, de los islotes de Langerhans

Miedo o asco por alguien o alguna cosa determinada (repugnancia vivida con angustia).
Parálisis motora

 

A. También EM (esclerosis múltiple), esclerosis lateral, miodistrofia del lado derecho

B. Parálisis facial de la mitad izquierda de la cara

 A. No poder huir o seguir, acompañar (piernas), de no poder sujetar o rechazar (brazos, manos), o de no poder esquivar (musculatura de la espalda y el hombro). No encontrar la salida o no saber por dónde empezar (parálisis de piernas).

 

B. Pérdida de dignidad, ser objeto de burla. “Perder la cara”.

Paratiroides (porción acinar) No poder tragar la presa.
Parotídeo (porción acinar) No poder atrapar la presa (objetivo)

XIII

 
Pelo – Alopecia

 

Caída total o parcial del cabello

Alopecia areata o totalis

Conflicto de separación. Aparece en el lugar donde alguien fue acariciado por otra persona y ya no lo es más. Ej. La abuela acaricia a su nieto: ésta muere y se le produce una alopecia areata. Ej. A un perro se le acaricia la cabeza. El perro muere y sus amos asocian la separación con su propia cabeza, o con no poder acariciarle más, produciéndose una alopecia areata en la cabeza.
Pelvis renal – Úlcera carcinomatosa

 

(Uréter y Uretra)

No poder demarcar límites (parecido al conflicto de identidad). Conflicto de marcaje territorial. Ej. No saber a qué opinión atenerse.
Pericardio Ataque contra el corazón. También asociación psíquica. Ej. “¿Estás enfermo del corazón?”
Peritoneo Ataque contra la cavidad abdominal. Ej. “Ud. tiene un cáncer de hígado”. Esto es percibido como una agresión contra la integridad de la cavidad abdominal. También en sentido figurado puede ser, por ejemplo, una mala palabra o una ofensa que se perciban como punzada o golpe abdominal.

XIV

 
Piel

 

1. Úlcera epitelial de la piel (epidermis = piel superficial) con pérdida de sensibilidad en una mitad del cuerpo. Combinación de cáncer y enfermedades análogas (úlcera + disfunción)

2. Psoriasis

Conflicto de separación. Pérdida del contacto corporal. Pérdida de contacto con la madre, la familia, el rebaño, los amigos (en el reino animal un conflicto de pérdida de contacto es generalmente mortal).
Piel

 

Vitíligo (úlcera epitelial de la cara interna de la epidermis, que contiene pigmento melanótico). Manchas blancas en una mitad del cuerpo.

Separación brutal, horrible, de un ser querido o muy apreciado. Ej. Tu padre sufre un accidente de moto y el cerebro es aplastado.
Piel / Huesos

 

Úlcera fantasma del epitelio plano, o en las que ancestralmente recubrían el periostio

Parálisis sensorial de una mitad del cuerpo

A. Conflicto de separación + provocar dolor a otra persona.

 

B. Conflicto de separación + sufrir uno mismo dolor de periostio.

XV

 
Pleura Ataque contra la cavidad torácica. Ej “Ud. tiene un tumor en el pulmón, hay que extirparlo”. “Tenemos que abrir su tórax para alcanzar el tumor”. Puede ser una agresión real sufrida (como un empujón, puñalada, punzada) o como un ataque que uno se imagine. También por una operación.
Próstata Conflicto sexual, feo. Ej. Hombre de edad que ya no reacciona mediante conflicto de territorio, es abandonado por su pareja en favor de un hombre más joven.
Recto (submucoso distrófico de la parte superior del recto, casi sigma) Sufrir una “marranada”, algo innoble, denigrante.
Riñón – Túbulos colectores Conflicto existencial, “conflicto de refugiados”. Ej. “Lo han perdido todo”. Conflicto de pérdida por bombardeo.
IRiñón – Médula suprarrenal, feocromocitoma, neuroblastoma Fuerte estrés insoportable, insufrible.
Riñón – Parénquima (necrosis) Conflicto por agua o líquidos. Ej: Por haberse casi ahogado o por rotura de tuberías que provoca destrozos en la casa.
Rosácea uni o bilateral (corión cutáneo) Conflicto de mancha zonal o perizonal. Conflicto de desfiguración, deformación o mancillamiento.
Sigmoidea Sufrir una “marranada”, algo vil, asqueroso, denigrante.
Submucosa bucal (estrato profundo de epitelio intestinal) No poder atrapar la presa. Frecuente en enfermos graves cuando ya no logran alimentarse correctamente. Ej: Por dolores.
Tejido conjuntivo (necrosis del tejido conjuntivo) Ligero conflicto de desvalorización de sí mismo. La localización en el tejido conjuntivo, corresponde a la ubicación del tipo de conflicto.
Teratoma de ovario y testículo (localización excepcional) Gran conflicto de pérdida. Ej: Pérdida de un hijo, mejor amigo, persona querida, también animales.

XVI

 
Testículo (necrosis) A. Pérdida de persona que se muere o se marcha.

 

B. Conflicto feo (mal visto), con connotaciones sexuales con una mujer (muy infrecuente).

Tiroides (epitelio plano del conducto tirogloso, nódulo frío) Impotencia: Estoy atado de pies y manos. Hay que hacer algo y nadie hace nada.
Tiroides (porción acinar) No poder conseguir la presa, por no ser el individuo lo suficientemente rápido. Ej. Una vendedora pierde los clientes, ante la mayor rapidez de otra compañera y no vende, por eso el jefe la sanciona económicamente.
Trompas de Eustaquio (entre boca y oído medio) No poder conseguir la presa.
Trompas de Falopio Conflicto generalmente sucio, con connotaciones sexuales con persona masculina. Ej: Directora de una fábrica se entera que uno de sus empleados principales, fue encontrado con chicas menores de edad, y para deshacerse de él tiene que pagar además indemnización.
Útero – Músculo uterino Desvalorización por no quedar embarazada.
Vasos linfáticos (necrosis) Desvalorización. Limitación específica según localización orgánica.
Vejiga (submucosa, pólipo vesical) Sufrir una “marranada”. Ej: Mujer embarazada que es golpeada por su marido.
IVejiga urinaria, zona izquierda (mitad masculina) Conflicto de demarcación territorial, conflicto de fronteras.
Vejiga urinaria – Úlcera carcinomatosa de la mitad derecha de la vejiga No poder reconocer los límites del territorio. Desubicación territorial.

XVII

 
A. Venas coronarias – Úlcera. En mujer diestra y hombre zurdo, o en hombre diestro y mujer zurda en constelación esquizofrénica. En la mujer zurda tomadora de píldora o postmenopáusica. Con ligera angina de pecho.

 

B. Útero-orificio uterino. Ulcera de cuello uterino. En mujer diestra o mujer zurda, sólo posible en caso de constelación esquizofrénica o menopausia. Amenorrea.

C. Vagina-úlcera carcinomatosa.

 A. En mujer diestra conflicto sexual. Conflicto biológico de frustración sexual. Ej. “Verse privada de contacto carnal”. En hombre zurdo, conflicto de territorio: pérdida total o parcial de su territorio o de su contenido. Ej. “La compañera se va”.

 

B. En hombre diestro y mujer zurda, en caso de constelación esquizofrénica, debido al conflicto de territorio (la mujer postmenopáusica y la que ingiere la píldora puede comportarse como un hombre).

C. Trastorno hormonales: en el hombre diestro afeminado con pérdida de hormonas masculinas, o en mujer postmenopáusica zurda: conflicto sexual de verse privado de la copulación (hombres afeminados), y conflicto de territorio (mujer zurda postmenopáusica). Conflicto de no poder, no deber llegar a la consumación del acto sexual.

Venas – Necrosis (Varices) Desvalorización de sí mismo. Especialmente, venas de las piernas: conflicto de tener las “piernas atadas”, “pies de plomo”. Ej. Mujer que queda embarazada sin desearlo, y siente a su niño como un “impedimento”. Su libertad se ve de pronto limitada.
Yeyuno (intestino delgado superior) No poder digerir la presa, “contrariedad indigesta”, que además cursa frecuentemente con conflicto de morir de hambre.

.

Reflexiones

Todo nace en ti, y a través de ti se refleja en el mundo.

Tan solo desde la libertad de SER puedo permitir al otro que sea, es imposible que se pueda dar de otra forma.

Ten una bonita casa o un bonito coche, pero deja de identificarte con ello. Saborea el placer de saberte pleno, independientemente de lo que llegue a tu vida.

Únicamente cuando tú te amas, comienza la verdadera danza de amor con el otro.

Persigue tus sueños, y obvia los comentarios de aquellas personas que no se creen merecedoras de perseguir los suyos. Que su miedo no se convierta en tu miedo.

Deja de vivir según las pautas ya obsoletas que quedaron fijadas en tu mente. Es posible y es seguro vivir de una manera completamente diferente, tan solo tienes que comenzar a creértelo.

Origen biológico de cada enfermedad – Origen biológico de cada enfermedad – Origen biológico de cada enfermedad

Cree en ti y nunca dejes de hacerlo

BioNeuroEmoción® / BioDescodificación, Hipnosis y Regresiones, Numerología Terapéutica. Theta Healing®, Registros Akáshicos, Flores de Bach y MorfoPsicología. Consultas Presenciales en Madrid Alcobendas y Online con Mari Ángeles Cámara de Volviendo a Nacer

Redacción: Mari Ángeles Cámara – Volviendo a Nacer.


– Gracias –



Todas las situaciones que consideras problemáticas tienen un aprendizaje para ti
Disfruta de este maravilloso reencuentro con tu Ser

.

www.volviendoanacer.es | Bioneuroemoción Madrid | Hipnosis Clínica Reparadora | Regresiones | Hipnosis Profesional | Numerología Terapéutica | Registros Akhásicos | Theta Healing | Flores de Bach | Estudip Proyecto Sentido Gestacional | Estudio del Transgeneracional | MorfoPsicología.

Mail: angelescmr@gmail.com  –  Tfno. y Whatsapp: +34 685 42 36 53
Consultas presenciales en Madrid y en todo el mundo a través de Skype

.

Suscríbete al blog de Volviendo a Nacer y recibirás las últimas publicaciones y novedades en tu correo electrónico:

.

.

Si te ha gustado, ¡¡compártelo!!