Al cambiar tus creencias, cambia tu realidad

  • www.volviendoanacer.es | BioNeuroEmoción® Hipnosis Madrid | Regresiones - Sanación del Niño Interior - NMG - Theta Healing - Registros Akáshicos - Flores de Bach
.

.

Con tus creencias, te sentencias

.

El dinero no trae la felicidad. De algo hay que morirse. Todos los hombres son iguales. La vida es dura. Quien bien te quiera te hará sufrir. Todo en la vida requiere un sacrificio. Mejor pobre pero honrado. Nunca serás nada en la vida. Eres tonto. El dinero no cae del cielo…

Cientos de creencias, generadas en base a pensamientos auto destructivos, anidan en nuestra mente inconsciente sin que nosotros sepamos de su existencia, forzándonos a vivir determinadas experiencias e impidiéndonos otras que, en cualquier caso, nos alejan de nuestra verdadera Esencia.

Mientras no seamos conscientes de que cada experiencia tan solo es la proyección de nuestro universo mental y emocional, seremos esclavos de nuestras creencias. cambiar creencias

¿Quieres que tu vida siga igual… o te dices SÍ AL CAMBIO?

No es cuestión de ignorancia, sino de creencias

¿Has tenido oportunidad de comprobar cómo actúa un virus en el ordenador? Y si no es así, muy posiblemente hayas oído hablar de ellos. Cuando un ordenador tiene algún programa virulento, independientemente de que se trate de una súper máquina, pasará a convertirse en inservible.

Esta introducción me sirve como ejemplo para hablarte de nuestra mente, puesto que funciona exactamente en los mismos términos. Nuestra mente es portentosa y poderosa, por muchas veces superior a esa súper máquina de la que te hablaba… y sin embargo, mientras no identifiquemos los virus existentes entre sus programas, poco o nada podemos hacer para optimizar nuestra excelente herramienta, a pesar de que seamos capaces, inteligentes, creativos…  cambiar creencias

Consciente e Inconsciente

Nuestra mente de divide en dos parcelas, consciente e inconsciente, diferenciadas entre sí por sus características y al mismo tiempo indisociables. Este último, según la neurociencia, supone aproximadamente el 97% de la totalidad. Algo que solemos utilizar como ejemplo para su comprensión, es la imagen de un iceberg.

Lo que nosotros vemos del iceberg, por quedar alzado sobre el nivel del mar, correspondería a nuestra mente consciente, que recoge; el resto, la gran mole invisible que queda por debajo de esta línea, sería la representación del inconsciente. La mente consciente analiza, recuerda, imagina… vive en un tiempo lineal, podríamos decir que reúne los procesos mentales de lo conocido, de aquello de lo que somos conscientes de su existencia.

En cambio, la mente inconsciente no juzga, no diferencia entre real, simbólico e imaginario… interpretando todo como real, es atemporal y, lo más importante, siempre se está proyectando hacia afuera, de tal manera que son nuestros pensamientos y emociones lo que vemos a través del reflejo del otro y de cuanto nos sucede.  cambiar creencias

.

www.volviendoanacer.es | Bioneuroemoción Madrid | Hipnosis Clínica Reparadora | Regresiones | Hipnosis Profesional | Numerología Terapéutica | Registros Akhásicos | Theta Healing | Flores de Bach | Estudip Proyecto Sentido Gestacional | Estudio del Transgeneracional | MorfoPsicología | Ejercicio para Detectar y Cambiar CREENCAS.

El inconsciente: el gran desconocido

Sucede que queremos que en nuestra vida se den determinadas circunstancias, como puede ser una relación de pareja, un trabajo bien retribuido, salud, una casa así o asá, incluso el embarazo tan deseado…, y finalmente lo que vivimos poco o nada tiene que ver con nuestros anhelos. La razón es porque una cosa es lo que conscientemente queremos que pase, y otra muy distinta lo que nuestro inconsciente quiere que pase.

Sólo tienes que observar tu vida para darte cuenta de cuáles son tus creencias inconscientes, puesto que el 97% de cuanto vives es el efecto de las decisiones tomadas por tu mente inconsciente. El inconsciente funciona como una grabadora, de tal manera que reproduce fielmente la información que hayamos grabado en ella:

  • La que recibimos por cascada biológica de nuestro árbol, tanto paterno como materno, desde el instante mismo en que se produce la fecundación (Transgeneracional).
  • La de cuanto piensa y siente mamá mientras permanecemos en su vientre, y durante nuestros primeros tres años (Proyecto Sentido Gestacional).
  • Y, por último, la que absorbemos durante nuestra primera infancia, puesto que hasta la edad de 7 años nos comportamos literalmente como esponjas, lo que hace que los comportamientos y actitudes de aquellas personas a las que consideremos referentes (en primera instancia mamá y papá, abuelos, hermanos mayores, profesores…), se graben profundamente en nuestro cerebro.  cambiar creencias

La causa está en ti, el efecto es lo que ves fuera

Si bien toda esta información está alojada en nuestro inconsciente, tan solo aquella que es verificada por nosotros por tres veces pasa a convertirse en nuestra creencia, en nuestro “Yo creo…”.

Te explico cómo funciona. Cada acción conlleva a un resultado. Cuando tres acciones similares obtienen los mismos resultados, se aplica la lógica inconsciente entre el efecto (consecuencia de la acción) y la causa (acción en sí misma), otorgándole veracidad a la creación construida por nuestro cerebro.

Te pongo un ejemplo. Supongamos que me considero una persona tímida: me cuesta relacionarme, expresarme, e incluso en ocasiones tartamudeo cuando lo hago. ¿Por qué me comporto así? ¿Qué hay detrás de mi comportamiento? La respuesta siempre es la misma: me estoy protegiendo. ¿Protegiendo de qué, dónde está el peligro?  cambiar creencias

La emoción no expresada

Mientras que la mente consciente elimina de sus archivos las experiencias dolorosas, traumáticas, de gran carga emocional, el inconsciente mantiene todo registrado. En estos casos, la hipnosis es la más eficaz de las herramientas. ¿Qué ocurrió para que yo hoy tenga este condicionamiento? Algo tuvo que haber vivido la niña, mi niña interior, algo que la causó miedo en cualquiera de sus variantes: temor, angustia, asco, vergüenza, humillación, rabia, tristeza… El miedo tiene muchas caras.

Cuestionándonos nuestra actitud, llegamos a tomar consciencia de los episodios originarios de nuestro actual comportamiento. Siguiendo con el ejemplo anterior, nuestra particular investigación recordará aquel día en la escuela, cuando nuestra niña salió al encerado por indicación de su profesora y, estando allí, expuesta delante de sus compañeritos, ésta la ridiculizó y humilló burlándose de sus palabras. Ese fue el primer instante donde se grabó el miedo.

La creencia quedará instalada si, por dos veces más, la niña al expresarse se siente ridiculizada y humillada, ya sea en el mismo contexto o en cualquier otro. El cerebro, en base a su lógica, utiliza la causa (YO HABLO) y el efecto (BURLA), para crear la creencia, en forma de profunda sugestión, donde la causa (estado mental) se ha convertido en la unión de la causa y efecto inicial, siendo, por ejemplo: Cuando hablo se ríen de mí,  o Mis palabras son motivo de burla cambiar creencias

www.volviendoanacer.es | Bioneuroemoción Madrid | Hipnosis Clínica Reparadora | Regresiones | Hipnosis Profesional | Numerología Terapéutica | Registros Akhásicos | Theta Healing | Flores de Bach | Estudip Proyecto Sentido Gestacional | Estudio del Transgeneracional | MorfoPsicología | Ejercicio para Detectar y Cambiar CREENCAS

Retroalimentamos la creencia

La niña, ajena a la información inconsciente, crecerá y vivirá coaccionada por esta creencia. Para ella, su normalidad será un “yo soy tímida“, sometida invariablemente al temor de obtener siempre el mismo resultado. El inconsciente no entiende de pasado, presente y futuro… ¿recuerdas?

La creencia nos impulsa a actuar de una determinada manera, esa acción nos conduce a un resultado y el resultado refuerza la creencia… Se trata de una espiral, puesto que el resultado mismo es lo que alimenta la creencia, hasta el punto que, de no hacernos conscientes, la creencia termina por apoderarse de nuestra voluntad, controlando nuestro cuerpo y mente biológicos el resto de nuestra vida.

Las creencias limitantes siempre están actuando, independientemente de que seamos o no conscientes de ellas. Puedes apreciar sus resultados en tu vida. Sólo tienes que darte cuenta de lo que cosechas para saber lo que sembraste… Y si esto es así, ¿qué tal si de una vez nos hacemos responsables de nuestra vida?  cambiar creencias

Mismos pensamientos, mismos resultados

¿Sabes que tenemos unos 70000 pensamientos al día, y que la mayor parte de ellos son los mismos que tuvimos ayer, y antes de ayer, y hace 10 años… y que, además, serán lo que mañana repetiremos? ¿Cómo es posible, entonces, que esperemos obtener diferentes resultados cuando estos, en última instancia, son el producto de nuestros pensamientos?

Si siempre estoy sembrando tomates, ¡¡no esperaré recoger lechugas!! Con esto quiero decir que da igual que cambies de pareja, de trabajo, de casa… porque mientras no cambies tus creencias, tu manera de interpretar el mundo, vivirás el mismo tipo de conflicto.

Tu percepción viene determinada por tus creencias, ves e interpretas el mundo a través de ellas. Como decía el psicoanalista Carl G. Jung, mientras no hagas consciente tú inconsciente, este se manifestará en tu vida y tú lo llamarás destino.  cambiar creencias

Entonces, ¿qué son las creencias?

Robert Dilts, uno de los principales propulsores de la Programación Neurolingüística (PNL), enunció: “Las creencias son los juicios y evaluaciones que hacemos sobre nosotros mismos, sobre los demás, y sobre el mundo que nos rodea“.

Básicamente, las creencias son pensamientos que, al asumirlos como verdades, se convierten en órdenes incuestionables... incluso si éstas nos alejan del estado de paz y bienestar que hemos venido a disfrutar.

Como hemos visto, desde niños creamos nuestro particular patrón de realidad, ya que nuestro cerebro funciona en base al ensayo – error, analizando las causas de lo que nos causó dolor e identificándolas para no volverlas a cometer.

El sistema de creencias viene a ser el vademécum personal de cada uno, en el cual se refleja los pensamientos, valores, aseveraciones y objeciones, acerca de cómo funciona el mundo.  cambiar creencias

Tipos de creencias

El inconsciente, vinculado al cerebro reptiliano puramente biológico, no tiene en cuenta si somos felices, si tenemos éxito o nos sentimos bien… El objetivo del inconsciente es el de mantener nuestra supervivencia.

Por este motivo, lo que consideramos como malo de manera racional, inconscientemente está considerado como bueno, es decir, las creencias están cumpliendo una intención positiva en nuestra mente.

  1. Creencias potenciadoras. Éstas, como su nombre indican, son las que potencian nuestros dones, talentos, virtudes… impulsándonos en la dirección que elegimos en la vida.
  2. Creencias limitantes. También haciendo alusión a su nombre, son las que limitan cualquier aspecto nuestro, aptitud y y/o actitud, separándonos de nuestros sueños, deseos, metas, objetivos…

Conserva y potencia las creencias que contribuyen a creer cada vez más en ti, incitándote día a día a ser tu mejor versión, y convierte en potenciadoras aquellas otras que te alejan de ti mismo, manteniéndote en un papel de víctima. ¿Eliges ser víctima, o aprendiz?

.

www.volviendoanacer.es | Bioneuroemoción Madrid | Hipnosis Clínica Reparadora | Regresiones | Hipnosis Profesional | Numerología Terapéutica | Registros Akhásicos | Theta Healing | Flores de Bach | Estudip Proyecto Sentido Gestacional | Estudio del Transgeneracional | MorfoPsicología | Ejercicio para Detectar y Cambiar CREENCAS.

¿Quién dijo imposible?

No podemos eliminar las creencias, pero sí transformarlas en aquellas que nos acerquen a nuestra verdadera Esencia, en el más absoluto reconocimiento de que cuánto existe en nuestra mente, se convierte en posibilidad en nuestra vida.

Comencemos a cocrear de una manera amorosa y saludable para todos… observándonos, siendo conscientes de las creencias con las que interpretamos la vida, y tomando la decisión de desprogramar de nuestra mente cuánto decidamos.

Nuestra actitud, nuestra intención en la acción nos sitúa en la línea de salida. Una salida dónde no hay que correr, sólo caminar, disfrutando de los detalles de la vida, de las experiencias que nos salen al paso y de los personajes que nos invitan al cambio.  cambiar creencias

Hazte presente en tu vida

Para conocernos, hemos de poner atención tanto en las experiencias que vivimos cómo en nosotros mismos, atendiendo a lo que nos decimos, a cómo nos lo decimos y a lo que sentimos.

  1. Excesos: Con este término hago referencia a lo que tiende a repetirse en nuestra vida, ya sean situaciones o relaciones; por ejemplo, cambio de pareja… pero sólo aparentemente, puesto que el comportamiento y/o carácter del nuevo personaje viene a ser el mismo que el del anterior.
  2. Generalizaciones: Cada vez que utilizamos los vocablos siempre, nunca, todos, ningún/o, nadie y nada, estamos dando por hecho algo que quizá no sea así. Estas palabras, consideradas como extremistas, nos hablan de patrones de pensamiento, y nos llevan a creer que algo es cierto aunque no lo sea. Por ejemplo: Todos los hombres son iguales.
  3. Observa tus resultados y las emociones que te despiertan: ¿Te sientes con ello cómodo, tranquilo, feliz…, o por el contrario te sientes frustrado, dolido, angustiado, resentido…?
  4. ¿Te sueles definir utilizando el Soy ………?: Soy española, soy cocinera, soy estudiante… en todos los casos te estás limitando, tú Eres mucho más, de hecho lo Eres Todo. Por ejemplo, tú puedes verte o sentirte como una persona tímida o introvertida, pero no eres una persona tímida ni introvertida; estoy segura que hay momentos donde te sientes audaz, resolutiva y extrovertida.

Ejercicio práctico para identificar creencias

Sigue las instrucciones del siguiente audio, para detectar tus creencias limitantes:

.

.

¡¡Ya tienes identificada la creencia limitante y la potenciadora!! ¿Listo/a para reemplazarlas? La Visualización Creativa que te propongo como opción no sólo será una manera sencilla de hacer esto posible, sino que además, podrás hacer el duelo correspondiente con los miembros de tu árbol para que queden liberados, junto contigo, de la carga de esta información.

Y como la práctica hace al maestro puedes, asimismo, escribir tu nueva creencia en un papel y dejarlo en algún lugar que sea muy visible para ti. De esta forma, con el fin de reforzarla en tu consciente, vas a leerla para ti con voz audible tres veces por la mañana al levantarte, tres veces por la noche en los momentos previos al sueño, y tres veces cada vez que la veas, agradeciendo que así sea. Hazlo al menos por 21 días, ciclo en el cual se define el nuevo patrón neuronal.

Resignifica tu vida

El enemigo no está fuera, sino dentro. Son tus pensamientos negativos, ficticios e ilusorios, los que dan pie a tus calvarios. Estás en disposición de cambiar tus pensamientos, tus creencias; puesto que tú las estás creando, tú decides qué pensamientos e ideas quieres mantener en tu mente.

Mi deseo es que todo esto que hoy te he compartido te sirva. Si en el camino te topas con algunas creencias que, por lo profundas, se te hace más complicado el identificarlas, estaré encantada de poder acompañarte.

Ten en cuenta que, a su manera, las creencias limitantes nos protegen de algo que todavía nos duele; sin embargo, es momento de decirle a nuestro inconsciente que ya nos somos el niño que un día quedó herido. Ahora somos el adulto que se responsabiliza de la situación.

Tu inconsciente actúa como el genio de la lámpara: Tú dale las órdenes oportunas, y él automáticamente te obedecerá y grabará la nueva información… siempre y cuando lo hagas desde el más absoluto convencimiento.

Reflexiones

  • Esto que llamamos nuestra vida, tan solo es la manifestación de la información de nuestra psique.
  • Si hay algo que nunca cambia, es que el cambio es impermanente.
  • Toma el control de tu Vida tomando el control de tu mente.
  • Nuestra vida es la proyección de lo que pensamos y sentimos, producto, todo ello, de los programas propios y heredados grabados en nuestra mente.
  • Somos la historia que contamos de nosotros mismos.
  • Recuerda que tus pensamientos no son verdades absolutas e inamovibles, sino la forma en que aprendiste a contemplar el mundo.

Para terminar, me permito ofrecerte dos recomendaciones: la primera es que escuches, si todavía no lo has hecho, un bonito y significativo cuento de Jorge Bucay titulado El elefante encadenado, que ilustra de forma sencilla la manera en que nos mantienen prisioneros las creencias. Y, la segunda, es la lectura de un fragmento del libro La biología de la creencia, un maravilloso trabajo del biólogo Bruce H. Lipton, padre de la Epigenética Conductual, que encontrarás en el enlace Creencias limitantes, nuestra mente en cautiverio

.

Con un solo pensamiento que cambies, cambiará tu Vida

.

BioNeuroEmoción® / BioDescodificación, Hipnosis y Regresiones, Numerología Terapéutica. Theta Healing®, Registros Akáshicos, Flores de Bach y MorfoPsicología. Consultas Presenciales en Madrid Alcobendas y Online con Mari Ángeles Cámara de Volviendo a Nacer

Redacción: Mari Ángeles Cámara – Volviendo a Nacer.


– Gracias –



Todas las situaciones que consideras problemáticas tienen un aprendizaje para ti
Disfruta de este maravilloso reencuentro con tu Ser

.

www.volviendoanacer.es | Bioneuroemoción Madrid | Hipnosis Clínica Reparadora | Regresiones | Hipnosis Profesional | Numerología Terapéutica | Registros Akhásicos | Theta Healing | Flores de Bach | Estudip Proyecto Sentido Gestacional | Estudio del Transgeneracional | MorfoPsicología.

Mail: angelescmr@gmail.com  –  Tfno. y Whatsapp: +34 685 42 36 53
Consultas presenciales en Madrid y en todo el mundo a través de Skype

BioNeuroEmoción® / BioDescodificación, Hipnosis y Regresiones, Numerología Terapéutica. Theta Healing®, Registros Akáshicos, Flores de Bach y MorfoPsicología. Consultas Presenciales en Madrid Alcobendas y Online con Mari Ángeles Cámara de Volviendo a Nacer

Suscríbete al blog de Volviendo a Nacer y recibirás las últimas publicaciones y novedades en tu correo electrónico:

.

.

Si te ha gustado, ¡¡compártelo!!

  • www.volviendoanacer.es | BioNeuroEmoción® Hipnosis Madrid | Regresiones - Sanación del Niño Interior - NMG - Theta Healing - Registros Akáshicos - Flores de Bach

.

Aquello en lo que creo, crea mi vida

.

Las creencias, junto a las emociones y los juicios, conforman los programas grabados en nuestro inconsciente que, con el fin de garantizar nuestra supervivencia, rigen nuestra vida. Parte de estos programas nos vienen de fábrica, puesto que quedan instalados en nuestra mente desde incluso antes de nuestro nacimiento; me refiero a la herencia Transgeneracional y los que recibimos en lo que denominamos Proyecto Sentido Gestacional.

El resto de programas los adquirimos inconscientemente durante nuestra Edad Cronológica, y son los recursos que nos han servido durante el periodo que abarca desde los tres años hasta nuestra edad actual. Todos estos programas son los responsables, en tanto en cuanto no nos hagamos cargo de esta responsabilidad, de que en nuestra vida disfrutemos o suframos ciertas experiencias.

A modo de analogía, las creencias vienen a ser a nuestra mente como los ladrillos a un edificio. No podemos, por tanto, vivir sin creencias, de la misma manera que el edificio, sin ladrillos, no existiría. Ahora bien, lo importante a tener en cuenta es que nosotros podemos elegir conscientemente, cuál es el tipo de ladrillo (=creencia) que deseamos utilizar para la construcción de nuestro edificio.

La jaula dorada

Aquí no vamos a hablar de creencias potenciadoras puesto que éstas, muy al contrario de las limitantes, van a facilitarnos enormemente la vida. Son las creencias con las que nos auto-limitamos aquellas que, en forma de gruesos barrotes invisibles, configuran nuestro mundo y nos mantienen encarcelados en una jaula dorada. Mientras no nos hagamos conscientes de ello seremos prisioneros de nuestras creencias, y seguiremos viviendo limitados en muchos aspectos de nuestra vida.

El Universo se nos muestra como un gran abanico de infinitas posibilidades; el único requisito para que se despliegue ante nosotros consiste en abrirnos a recibir. El problema radica en la incoherencia que existe entre lo que queremos, y el límite o imposibilidad que nos marca nuestra creencia.

.

www.volviendoanacer.es | Bioneuroemoción Madrid | Creencias limitantes, nuestra mente en cautiverio | Aquello en lo que creo, crea mi vida

.

Veamos algunos ejemplos

  1. Conscientemente quiero ganar más dinero, pero me lo impide la creencia inconsciente “el dinero no crece en los árboles”, o  “antes pasará un camello por el ojo de una aguja que un rico entre en el cielo”… (accede a través de este link al artículo donde te guío a través de un audio ejercicio, para que puedas identificar tus creencias limitantes en relación al dinero).
  2. Conscientemente quiero sacar adelante un proyecto, pero me frena la creencia inconsciente “quién algo quiere algo le cuesta”.
  3. Conscientemente quiero terminar con que esta relación, pero no me doy cuenta que inconscientemente me digo “te casaste para toda la vida”“lo que ha unido Dios que no lo separe el hombre”, o aquella frase que tantas veces escuché a mamá “¿adónde voy a ir yo? es la cruz que Dios me ha dado”.

Quizá los ejemplos hayan resonado con alguna de tus creencias limitantes; si es así, te invito a la lectura del artículo Ejercicio para Detectar y Cambiar CREENCIAS, y la posterior realización de la Visualización Creativa ReProgramación de Creencias Limitantes – Hipnosis – DUELO TRANSGENERACIONALque encontrarás en mi canal de YouTube, con el fin de que puedas reemplazarlas..

Vivimos en una falsa realidad

Por tanto, nuestra prioridad es identificar qué creencias son las que nos limitan en cualquier tema. Después de innumerables consultas, me he dado cuenta que hay una serie de creencias que son comunes en muchos de mis clientes; se trata de las creencias que alimentan la desvalorización y la baja autoestimano valgo, no puedo, no merezco, no soy capaz, no me permito.

Normalmente muchas creencias se sustentan sobre una creencia base, al igual que el edificio sobre sus cimientos. Esto quiere decir que, si en el momento que identifiquemos una creencia rascamos un poco más, podemos llegar a detectar la creencia base y el cambio entonces será enormemente significativo.

Veíamos al comienzo del post cómo la creencia limitante se genera con el fin de que sobrevivamos a algún tipo de experiencia. Pero aquello que en ese entonces fue necesario, ahora ha dejado de tener su lógica, su porqué y su para quéImagina, por ejemplo, que mi abuelo se echara a la mala vida, después de haber hecho un buen dinero con la venta de unas tierras. Esto que le pasó al abuelo, si yo lo heredo, va a imposibilitar que gane cualquier cantidad substanciosa de dinero para impedir que yo, al igual que él, me eche a la mala vida. ¿Cómo disfrutar plenamente nuestra vida con semejante información?

De la zona de confort a la del Aprendiz

Las creencias nos mantienen en la zona de confort. Se trata de un miedo irracional a hacer algo diferente a lo hecho hasta hasta ahoraNos acomodamos en lo previsible aunque ésto sea causa de malestar, escondiéndonos tras las justificaciones (“sí, pero…”, “no porque…”, “es que…”).

¿qué hacemos una vez que tengamos identificada una creencia? Como pronto salir de esa “zona de confort”, incluyendo pequeños cambios en nuestra rutina, con el fin de hacer frente al miedo y acercarnos, paso a paso, a la zona del aprendiz.

¿Qué te hubiera gustado hacer que ni siquiera has intentado? Da igual lo que sea, lo importante es atreverte a hacerlo y así romper la rutina con esas pequeñas innovaciones que darán grandes resultados. Por ejemplo: “Siempre he soñado con poder correr una maratón, pero creo no ser capaz de aguantarla”. Está claro que de hoy para mañana no voy a estar preparado… pero ¿qué tal si comienzo por salir a correr todos los días cinco minutos? A los pocos serán diez, después veinte… porque no olvides que toda escalada, por muy alta que sea su cumbre, comienza con un paso.

Para terminar, me permito ofrecerte dos recomendaciones: la primera es que escuches, si todavía no lo has hecho, un bonito y significativo cuento de Jorge Bucay titulado El elefante encadenado, que ilustra de forma sencilla la manera en que nos mantienen prisioneros las creencias. Y, la segunda, es la lectura de un fragmento del libro La biología de la creencia, un maravilloso trabajo del biólogo Bruce H. Lipton, padre de la Epigenética Conductual, que os dejo a continuación. 

.

www.volviendoanacer.es | Bioneuroemoción Madrid | Creencias limitantes, nuestra mente en cautiverio | Aquello en lo que creo, crea mi vida

.

La biología de la creencia

Los pensamientos positivos por sí solos no logran la curación física en todos los casos. Se necesita algo más que estos pensamientos positivo,s para mantener el control de tu cuerpo y de tu vida.

Es importante para tu salud y tu bienestar que cambies tu forma de pensar, y te concentres en los pensamientos vitales y positivos, además de eliminar los siempre presentes y extenuantes pensamientos negativos.

Pero el mero hecho de pensar en positivo no tiene por qué provocar un cambio en nuestras vidas. De hecho, en ocasiones, la gente que fracasa a la hora de tener pensamientos positivos se vuelve más débil, ya que cree que su situación es irremediable, al haber agotado todos los remedios mentales y físicos.

Hay que comprender que la parte consciente y la parte subconsciente de la mente son independientes. La mente subconsciente procesa alrededor de veinte millones de estímulos por segundo, frente a los cuarenta que interpreta la mente consciente en ese mismo tiempo.

Creando pensamientos positivos

La mente consciente es la creativa, la que puede conjurar los pensamientos positivos. Por el contrario, el subconsciente es uno de los procesadores de información más poderosos que se conocen: examina con detenimiento el mundo que nos rodea y las señales internas; percibe las condiciones del entorno y reacciona, de forma inmediata, seleccionando un comportamiento previamente aprendido… y todo sin la ayuda, la supervisión, o siquiera la conciencia de la mente consciente.

La mente subconsciente es estrictamente maquinal; repite las mismas respuestas a las señales vitales una y otra vez ¿Cuántas veces has montado en cólera por algo tan nimio, como encontrarte un tubo de pasta de dientes abierto? Aprendiste desde niño a poner el tapón con mucho cuidado. Cuando encuentras el tubo de pasta abierto, se te cruzan los cables y montas en cólera de forma automática. No es más que una sencilla reacción estímulo-respuesta, del programa de comportamiento almacenado en el subconsciente.

En lo que se refiere a la capacidad de procesamiento neuronal, la mente subconsciente es millones de veces más poderosa que la consciente. Si los deseos de ésta entran en conflicto con la programación del subconsciente, ¿cuál de las dos crees que ganará?

Programación subconsciente

Puedes repetir una y otra vez la afirmación positiva de que eres encantador o que tu cáncer remitirá, pero si de niño escuchaste una y otra vez que no sirves para nada y que estás enfermo, esos mensajes programados en el subconsciente, socavarán tus mejores esfuerzos conscientes por cambiar tu vida.

Las conductas o comportamientos reflejos pueden ser tan simples, como el hecho de estirar la pierna cuando te dan golpecitos con un martillo en la rodilla, o tan complejos como conducir un coche: te metes en el coche, lo pones en marcha y revisas sin darte cuenta la lista de la compra, mientras el subconsciente se encarga de activar todas las complejas habilidades necesarias para conducir sin problemas por la ciudad, sin que tengas que pensar ni una sola vez en cómo se conduce.

Conduces mientras mantienes una conversación con la persona que se sienta a tu lado y, estás tan absorto en la charla, que en algún punto de la carretera te das cuenta de que llevas cinco minutos sin prestarle atención a la conducción.

Si tú no estabas conduciendo el coche durante ese lapso de tiempo… ¿quién lo hacía? ¡La mente subconsciente! Aunque tú no estuvieras pendiente, el subconsciente ha conducido tal y como le enseñaron a hacerlo durante las clases de conducción.

El subconsciente actúa sin lógica consciente

Aunque las respuestas condicionadas pueden ser particularmente complejas, son descerebradas. Durante el proceso de aprendizaje condicionado, las rutas neurales establecidas entre los estímulos y las respuestas se estructuran para asegurar un patrón repetitivo. Estas rutas son los hábitos.

Los humanos, y cierto número de mamíferos superiores, han desarrollado una región especializada del cerebro asociada con el pensamiento, la planificación y la toma de decisiones, llamada corteza prefrontalEsta región del cerebro es en apariencia el asiento de la mente consciente, un órgano sensorial de evolución reciente, que observa nuestros comportamientos y emociones.

La mente consciente, también tiene acceso a la mayor parte de los datos almacenados en nuestro banco de memoria a largo plazo. Éste es un rasgo importantísimo, ya que nos permite considerar la historia de nuestra vida cuando planeamos nuestro futuro de forma consciente.

La base del libre albedrío

Con esta habilidad de ser auto refleja, la mente consciente puede observar y programar nuestros comportamientos, evaluarlos, y decidir cambiar la programación de forma deliberada. Podemos decidir cómo reaccionar a la mayor parte de las señales del entorno, incluso si queremos reaccionar o no.

La capacidad de la mente consciente de obviar la programación del subconsciente, es la base del libre albedrío. No obstante hay que prestar mucha atención, ya que en caso contrario la programación subconsciente toma las riendas; es una tarea difícil, como puede atestiguar cualquiera que haya puesto a prueba alguna vez su fuerza de voluntad. La programación subconsciente se hace con el control, en el momento en que la mente consciente se descuida.

La mente subconsciente funciona mediante el estímulo-respuesta; no existe en esa parte de la maquinaria algo que reflexione sobre los resultados a largo plazo, de los programas que ponemos en marcha. La capacidad del cerebro humano para aprender ideas es tan avanzada, que no necesitamos una experiencia directa, podemos adquirirlas de forma indirecta a través de maestros.

¿A qué llamamos verdad?

Una vez que aceptamos las ideas de otros como verdades, dichas ideas se graban en nuestro cerebro y se convierten en nuestras verdades. Aquí es donde surge el problema: ¿qué ocurre si las ideas de nuestros maestros no son acertadas? En esos casos, los cerebros se llenan de ideas erróneas.

El subconsciente funciona sólo en el ahora. En consecuencia, los conceptos erróneos de nuestro subconsciente no son monitorizados, y suelen llevarnos a comportamientos desacertados y coartados. Sí, los conceptos controlan la biología, pero, como ya hemos visto, estos conceptos pueden ser ciertos o falsos. Así pues, deberíamos ser más precisos y referimos a estas ideas como creencias.

.

www.volviendoanacer.es | Bioneuroemoción Madrid | Creencias limitantes, nuestra mente en cautiverio | Aquello en lo que creo, crea mi vida

.

¡Las creencias controlan la biología!

Un ejemplo muy conocido de cómo una creencia afecta a nuestra biología, es el efecto placebo. Todos los estudiantes de medicina saben que la mente puede afectar al cuerpo. Saben que algunas personas mejoran cuando creen, de forma equivocada, que están recibiendo un tratamiento médico.

Cuando los pacientes mejoran tras recibir una pastilla de azúcar, la medicina lo define como efecto placeboel efecto de las creencias, es un testimonio extraordinario de la capacidad de sanación de la unión cuerpo-mente.

Cuando la mente mejora la salud mediante la sugestión positiva, se le denomina efecto placebo. Por el contrario, cuando esa misma mente está llena de pensamientos negativos que pueden deteriorar la salud, los efectos negativos producidos se conocen como efecto nocebo.

Efecto nocebo y placebo, iguales de poderosos

En medicina, el efecto nocebo puede ser tan poderoso como el efecto placebo, algo que deberías tener muy en cuenta, cada vez que entres en la consulta de un médico. Los médicos y terapeutas pueden enviar mensajes desesperanzadores a sus pacientes con sus palabras o sus gestos.

También las creencias que pueda tener el paciente sobre el diagnóstico médico que está recibiendo, pueden ser decisivas: si recibimos un diagnóstico de cáncer y nuestro subconsciente tiene la programación cáncer = muerte, puesto que automáticamente se genera la sentencia me voy a morir. Esta creencia instalada en el subconsciente, va a invalidar todos los esfuerzos conscientes de sanación.

Los problemáticos casos de efecto nocebo sugieren que los médicos, los padres, los profesores, etc… pueden robarte la esperanza haciéndote creer que no puedes hacer nada.

¿De qué color son las lentes con las que ves el mundo?

Tus creencias actúan como los filtros de una cámara, cambiando la forma en la que ves el mundo. Y tu biología se adapta a esas creencias.

Cuando reconozcamos de una vez por todas que nuestras creencias son así de poderosas, estaremos en posesión de la llave a la libertad.

A pesar de que todavía no podamos cambiar la información que contienen nuestros genes, sí que podemos cambiar nuestra forma de pensar.

.

.

Redacción: Mari Ángeles Cámara – Volviendo a Nacer


– Gracias –


Todas las situaciones que consideras problemáticas tienen un aprendizaje para ti
Disfruta de este maravilloso reencuentro con tu Ser

.

www.volviendoanacer.es | Bioneuroemoción Madrid | Hipnosis Clínica Reparadora | Regresiones | Hipnosis Profesional | Numerología Terapéutica | Registros Akhásicos | Theta Healing | Flores de Bach | Estudip Proyecto Sentido Gestacional | Estudio del Transgeneracional | MorfoPsicología.

Mail: angelescmr@gmail.com  –  Tfno. y Whatsapp: +34 685 42 36 53
Consultas presenciales en Madrid y en todo el mundo a través de Skype

.

Suscríbete al blog de Volviendo a Nacer y recibirás las últimas publicaciones y novedades en tu correo electrónico:

.

.

Si te ha gustado, ¡¡compártelo!!