De ti depende vivir en la queja y comportándote como víctima… ¡¡o aprender!!

  • www.volviendoanacer.es | BioNeuroEmoción® Hipnosis Madrid | Regresiones - Sanación del Niño Interior - NMG - Theta Healing - Registros Akáshicos - Flores de Bach

.

¿Por qué me tiene que pasar a mí?

.

Deja de darle vueltas a lo que pudo haber sido y no fue. Vives lo que necesitas experimentar para obtener el aprendizaje que, desde otro plano existencial, tú mismo te has propuesto como meta para tu evolución.

Siempre y en todo momento estás creando tu realidadPor supuesto eres libre de vivir en la queja si esa es tu elección, pero esto tan solo te mantiene en un papel de víctima, alejado de tu bienestar y del poder creador de manifestar la vida que realmente mereces vivir.

¿Desde dónde eliges crear?

  • Lo puedes hacer desde la más completa ignorancia, lamentándote unas veces de tu mala suerte y otras felicitándote por lo contrario, oscilando al igual que lo hace el péndulo entre el sufrimiento y la euforia según corresponda. En este caso vives con miedo por lo que “pueda traer la vida” a la que percibes como amenazante o, peor aún, temiendo que Dios, ese personaje castigador del que nos contaron que vivía en una nube y se pasaba todo el día vigilando nuestros movimientos, te castigue si no haces lo que se espera de ti… ¡¡¿¿todavía crees también en el Ratoncito Pérez??!!
  • O desde el compromiso para contigo. De esta forma asumes la responsabilidad de atender a tus pensamientos y a la manera de expresarte, tanto hacia ti mismo como hacia los otros, y, por supuesto, de decidir cuál es la actitud que quieres mantener frente a cada situación, con la certeza que de ello depende la historia que te presente la vida a continuación.

Decisión (CAUSA) => Vivencia (EFECTO)

Con esto quiero decir que cuanto nos sucede es la consecuencia de nuestros pensamientos, palabras y acciones, por lo tanto cada uno de nosotros tiene el poder de decidir su futuro inmediato, en la medida en la que se hace consciente y asume la responsabilidad de sí mismo.

Bajo mi percepción nos encontramos en un momento histórico, y tenemos la fortuna de presenciar el gran salto evolutivo que está teniendo lugar en nuestra amada Madre Tierra. Durante mucho tiempo los de seres humanos nos hemos relacionado desde nuestro pequeño y herido niño interior; esto es lo mismo que decir desde el miedo (manipulación, necesidad, queja, exigencia, culpabilidad, enfrentamiento, competición…).

Ahora comenzamos a hacerlo como adultos  emocionalmente maduros. Este es un paso determinante puesto que vivimos las experiencias desde el Amor… Amor que nace en un principio hacia nosotros mismos, para después ser compartido con el resto de la humanidad. En este nuevo estadio de la evolución se tiene conciencia de lo que antes tan solo era un mero concepto: el de Unidad.

Transgeneracional

Sea lo que sea que te aqueje: una enfermedad, una ruptura de pareja o desavenencias con ella, problemas económicos, disputas o enfrentamientos con tus amigos o compañeros, ese trabajo que no sale o que no te aporta el dinero suficiente para vivir… todo ello, tan solo refleja los condicionantes que te mantienen aferrado al sufrimiento utilizando tu (inconsciente) diálogo interno.

Esta manera de ver la vida la llevas inscrita en tus células. En el momento en el que óvulo y espermatozoide se unen recibes una cascada de información proveniente de tu Árbol Transgeneracional, información en la que quedas estructurado y que conforma aproximadamente el 50% de tu forma de ver e interpretar la vida.

¿Qué sucedió más arriba que dejó episodios de dolor? ¿Cuántas expresiones que desearon manifestarse fueron reprimidas? ¿Cuánta incomprensión, humillación, angustia, miedo, vergüenza, traición… tuvo que quedar como un grito apagado en el corazón de tus ancestros para que tú, aquí y ahora, vivas esto que estás viviendo?

Ellos, tus antepasados, tienen plena confianza en que seas tú, que lees estas líneas, quien aporte la paz y la comprensión que tanto se necesita en tu clan, de la misma manera que tú elegiste formar parte de este árbol y no de otro, porque necesitabas de sus aprendizajes para tu Alma en evolución.

.

www.volviendoanacer.es | Terapia PsicoBioEmocional Madrid y Skype - Bioneuroemoción - Hipnosis - Registros Akáshicos - Theta Healing - Numerología | Puedes vivir lamentándote... ¡¡o aprender!!.

Proyecto Sentido Gestacional

El 50% restante corresponde a la información que has recibido por Proyecto Sentido Gestacional y en la que estás programado. A saber:

  • Aquello que tus padres, una veces consciente y otras inconscientemente, idealizaron en sus mentes sobre lo que se esperaba de ti. Este deseo para lo que fuiste concebido resuena como una orden interior que cumplirás para evitar defraudarlos, y, en el caso de no llevarla a cabo, sentirás una culpa inconsciente que se manifestará en tu vida en forma de resultados insatisfactorios en tu economía, relaciones…
  • Es tal el grado de simbiosis con nuestra madre durante el periodo de gestación y hasta que alcanzamos los tres años de edad, que cualquier episodio emocional que ella haya experimentado en este fragmento de tiempo, determinará de forma decisiva cuál será nuestra actitud ante los acontecimientos de nuestra vida.

¿Dónde queda entonces nuestro libre albedrío?

Nuestra elección consciente apenas alcanza un 3 o 4%. Esto significa que no elegimos a la pareja por las razones que creemos, ni la profesión, ni siquiera el deporte que practicamos es fortuito. Es nuestro inconsciente, quien elige por nosotros en función de la información en la que estamos estructurados y programados.

¿Has visto esos robotitos de juguete que disponen de varios botones multicolores?, ¿y que dependiendo del botón que oprimas así mueve los brazos, gira la cabeza, camina hacia adelante, hacia atrás….? Bien, pues así vamos nosotros por la vida mientras andamos dormidos, ignorantes de que no somos nosotros quienes tomamos las decisiones, sino que son las decisiones las que nos toman a nosotros.

Observa tu vida, cuestiónate para qué estás viviendo esta situación y qué tiene que ver contigo: ¿para qué esta enfermedad y no otra… cuál es el mensaje?, o ¿para qué mi pareja me engaña?, ¿o qué aprendizaje hay en la experiencia “no me suben el sueldo“?, ¿para qué no me quedo embarazada?… e incluso, ¿para qué se me estropea el embrague tres veces este año?, ¿para qué deja de funcionar el frigorífico apenas recién estrenado?

La historia se repite hasta ser sanada

A pesar de que a veces mientras estamos sumidos en el ojo del huracán sentimos miedo, y esto nos impide comprender el para qué estamos viviendo esta situación, en el momento que nos permitimos hacer un alto en el camino encontramos la respuesta y con ella la paz y una mayor libertad. Cada experiencia nos fortalece.

Es entonces cuando, por ejemplo, relaciono lo que está ocurriendo con ese pensamiento que me ha atormentado durante los últimos días y esa emoción que me mantenía tan asustada. Me doy cuenta también que no es la primera, ni la segunda, ni la tercera vez que me asalta este miedo tan atroz, y me doy el permiso para retroceder en mi historia y descubrir dónde tiene sus orígenes. Ahora sé que esta vivencia no es fruto de la casualidad. Me viene a la mente aquella historia tan triste del abuelo que escuché tantas veces a mamá…

La comprensión de las experiencias le da sentido a tu vida. Ahora entiendes el papel que tiene en ella tu pareja, tu hijo, tu madre, tu padre, tu jefa, tu vecino… Dentro de tu mente comienzan a encajar muchas piezas de un puzle que hasta ahora ni siquiera sabías que tenías la oportunidad de ordenar y admirar su forma.

Tú cambias y toda tu vida contigo

Porque tú eres energía emites una determinada vibración. Al igual que un poderoso imán, cada uno de nosotros se encuentra con las personas y las situaciones que está atrayendo desde la información que porta, lo que hace que se produzca una mágica danza en la que todos tenemos que ver con todos.

En esta Unidad no hay un otro, hay un tú eres yo y un yo soy tú, pues siempre y en todos los casos vemos en la otra persona únicamente lo que contiene nuestra mente, ¡es imposible que sea de otra forma!

La mente puede reconocer lo que conoce, si no le es conocido le pasará inadvertido. ¿Vemos entonces el mundo como es, o simplemente vemos el mundo como creemos que es? ¿Por qué entonces los seres humanos, que nos llamamos racionales, estamos guerreando entre nosotros por tener razón?

Evolución como sinónimo de Libertad

Si quieres dejar de ser oruga y convertirte en mariposa has de aceptar que se dé tal transformación.

La metamorfosis se produce cuando sueltas el control y la necesidad de tener razón, cuando dejas de quejarte, de increpar a los demás, de opinar acerca de lo que el otro tiene o no que cambiar, de esperar a que algo suceda para comenzar a disfrutar… ¡¡cuando en realidad la vida emerge desde ti!!

En resumidas cuentas, tal y como te he explicado anteriormente, se trata de soltar el personaje del niño víctima y convertirte en el adulto responsable que aprende a bailar al ritmo que le propone la vida.

Aprender – Aprender – Aprender – Aprender – Aprender – Aprender – Aprender – Aprender

www.volviendoanacer.es | Terapia PsicoBioEmocional Madrid y Skype - Bioneuroemoción - Hipnosis - Registros Akáshicos - Theta Healing - Numerología | Puedes vivir lamentándote... ¡¡o aprender!!

¡¡Despliega tus alas…

y vuela!!

.

BioNeuroEmoción® / BioDescodificación, Hipnosis y Regresiones, Numerología Terapéutica. Theta Healing®, Registros Akáshicos, Flores de Bach y MorfoPsicología. Consultas Presenciales en Madrid Alcobendas y Online con Mari Ángeles Cámara de Volviendo a Nacer

Redacción: Mari Ángeles Cámara – Volviendo a Nacer.


– Gracias –



Todas las situaciones que consideras problemáticas tienen un aprendizaje para ti
Disfruta de este maravilloso reencuentro con tu Ser

.

www.volviendoanacer.es | Bioneuroemoción Madrid | Hipnosis Clínica Reparadora | Regresiones | Hipnosis Profesional | Numerología Terapéutica | Registros Akhásicos | Theta Healing | Flores de Bach | Estudip Proyecto Sentido Gestacional | Estudio del Transgeneracional | MorfoPsicología.

Mail: angelescmr@gmail.com  –  Tfno. y Whatsapp: +34 685 42 36 53
Consultas presenciales en Madrid y en todo el mundo a través de Skype

.

Suscríbete al blog de Volviendo a Nacer y recibirás las últimas publicaciones y novedades en tu correo electrónico:

.

.

Si te ha gustado, ¡¡compártelo!!

Nada ocurre por casualidad, la enfermedad tiene  un motivo, un para qué… La enfermedad tiene una lógica Bio-Lógica

  • www.volviendoanacer.es | BioNeuroEmoción® Hipnosis Madrid | Regresiones - Sanación del Niño Interior - NMG - Theta Healing - Registros Akáshicos - Flores de Bach

La enfermedad tiene una lógica Bio-Lógica – La enfermedad tiene una lógica Bio-Lógica – La enfermedad tiene una lógica Bio-Lógica

Lo que vives es la proyección de tu inconsciente

.

Acostumbramos a mirar hacia fuera. Buscamos el origen de cuanto nos sucede en el exterior cuando, siempre y en todos los casos, la causa no está fuera sino dentro de nosotros. Consecuentemente, el efecto es lo que se manifiesta como enfermedad, relaciones dificultosas, ansiedad, conflictos laborales, deudas, frustración, depresión, etc.

Y digo “la causa está dentro de nosotros”, puesto que son nuestros programas inconscientes los que dan lugar a que experimentemos la vida de la manera en que lo estamos haciendo. Nuestras emociones y creencias determinan nuestra realidad, son lo que dan soporte a nuestra manera de ver y entender la vida, es decir, lo que definen nuestra interpretación de los hechos.

Por tal motivo, la enfermedad no es algo que nos elija caprichosamente para fastidiarnos o hacernos la vida imposible. El doctor Ryke G. Hamer, tras un largo estudio e infinitas comprobaciones que dieron validez al enunciado de sus 5 Leyes Biológicas, nos lo expone de manera rotunda:

La enfermedad es un programa especial de la naturaleza con sentido biológico (SBS).

Es decir, se trata de un recurso natural que nos brinda una segunda oportunidad. Su finalidad es la comprensión de que podemos reinterpretar de manera más objetiva, ausente del automaticismo del programa inconsciente, el acontecimiento que hemos catalogado como conflicto.

De la involución a la evolución

A fin de avanzar, de crecer, de aprender a vernos como lo que realmente somos, vivimos experiencias de toda índole a las que me voy a referir como agradables y desagradables. Dentro de estas últimas, algunas las resentimos como disgustos mientras que otras las experimentamos como conflictos.

Pues bien, la situación deviene de disgusto a conflicto cuando se dan simultáneamente una serie de características en un instante puntual de mi vivencia, dando lugar a lo que el dr. Hamer denominó bioshock. A saber:

  • Dramático: Me satura, me rompe. Es más que eso que consideramos un disgusto, puesto que lo supera en intensidad y estrés generado.

  • Inesperado: Se me viene encima de repente y de manera brusca. Cuanto menos no me lo esperaba.

  • Vivido en soledad: Hace referencia a no expresarlo, pero también a hacerlo sin que por ello me sienta comprendido desde lo que siento en mis entrañas.

  • Sin solución satisfactoria: No encuentro la manera de salir del conflicto, en mi interior se enfrentan la emoción con la razón.

Este bioshock me permite darme cuenta de un espacio que permanece herido en mi interior. Mi alma, valiéndose de mi cuerpo, me hace ver qué parte de mí está pendiente de sanar. Y si la vida me hace la propuesta de mirarlo, es porque ahora tengo cuánto necesito para trascenderlo.

La respuesta me la ofrece mi biología a través del síntoma. La enfermedad es la propuesta más lógica que mi cerebro, traductor de mi inconsciente biológico, ha encontrado para superar el instante de bioschok, haciendo por mí lo que yo no me he permitido hacer.

La enfermedad, o SBS, tiene un Sentido Biológico

El inconsciente biológico tiene como propósito definido la supervivencia, primero como especie y después como individuo. De hecho, si hoy formamos parte de las especies supervivientes de la Tierra, es porque a lo largo de la historia hemos ido adaptándonos a todas las vicisitudes de nuestro entorno.

Precisamente es el proceso filogenético, la evolución de la vida, lo que nos aporta la comprensión del sentido biológico de lo que conocemos como enfermedad:

Tanto los programas fisiológicos ordinarios de nuestro cuerpo como la respiración, digestión, regulación de temperatura… como los especiales, síntoma o enfermedad, son procesos útiles, necesarios y sensatos, integrados a través de millones de años, gracias a los cuales hemos sobrevivido y continuamos haciéndolo.

Una vez tiene lugar la fertilización, hay un periodo de siete días donde no hay diferenciación de las células provenientes de la división celular. Entre el octavo y el catorceavo día, las células comienzan a especializarse dando paso a los diferentes tejidos.

Cada tejido desarrollado posee una función específica, por lo que hablamos de tres capas embrionarias, también conocidas como capas germinales u hojas blastodérmicas, que quedan completamente definidas en el día veintiuno.

Cuestión de supervivencia

En los dos primeros meses de vida intrauterina, durante el desarrollo de cigoto a embrión, el futuro ser humano encarna toda la memoria filogenética, desde la primera forma de vida (ameba) hasta nuestros días.

En estos dos meses de intensos cambios, nuestro cuerpo biológico resume en sí mismo toda la evolución. De tal manera que tenemos:

  • Branquias como los peces.
  • Tres pares de riñones suplementarios como algunos anfibios.
  • Membranas en los dedos como los patos.
  • Una hilera de mamas como determinados mamíferos.
  • Etc.

Toda esta información impresa en nuestro ADN, es una memoria que guardan nuestras células.

A los dos meses, y con el fin de terminar con este proceso, se produce la apoptosis o muerte celular programada. Durante la misma, las células del recuerdo de lo que fuimos, en base al entorno que tuvimos, se auto destruyen para dar cabida a otras nuevas células, adaptadas a la necesidad de nuestro entorno actual, puesto que es inviable que ambas coexistan.

Sin embargo esto no impide que los programas biológicos de supervivencia queden registrados en la memoria celular, con el fin de activarse ante cualquier necesidad de asegurar la continuidad de la especie. Y esto, mi buen amigo, es a lo que tanto temes y llamas enfermedad.

La enfermedad tiene una lógica Bio-Lógica – La enfermedad tiene una lógica Bio-Lógica – La enfermedad tiene una lógica Bio-Lógica

www.volviendoanacer.es | BioNeuroEmoción® | La enfermedad tiene una lógica bio-lógica | ¿Qué no me dieron? ¿Qué me faltó? ¿Qué hago que no quiero hacer? ¿Qué quiero hacer y no me dejan?

La enfermedad tiene una lógica Bio-Lógica – La enfermedad tiene una lógica Bio-Lógica – La enfermedad tiene una lógica Bio-Lógica

Cuanto vives se inscribe dentro de una realidad biológica

Los seres humanos tenemos una serie de necesidades biológicas que hemos de sentir cubiertas en todo momento; a saber:

  1. Respiración: Oxígeno, vida.
  2. Agua: Nuestro cuerpo está formado por agua en un 70%.
  3. Alimento: Tanto material como emocional.
  4. Reproducción: Asegurar la especie.
  5. Protección: Tanto a nosotros mismos como a nuestro clan.
  6. Estructura y locomoción: Capacidad de acción. Necesidad de obtener un resultado en la acción.
  7. Relación: Identidad, reconocimiento, y pertenencia en el territorio.

Cuando alguna de estas necesidades no se abastece, percibo peligro y vivo un estrés. Siento miedo:

  • De ahogarme si no puedo respirar.
  • De morir por falta de agua o comida, o de no poder alimentar.
  • Al sentirme desprotegido o a no poder proteger.
  • De no ser capaz de llevar algo a cabo.
  • Cuando me falta el contacto o se me impone.
  • Ante la ausencia de reconocimiento.
  • Cuando queda en entredicho mi identidad.

Este peligro activa una alerta llamada miedo que eclipsa mi ser, anulando cualquier explicación intelectual que pretenda dar la razón.

La enfermedad es la respuesta

En consecuencia, la enfermedad es la respuesta biológica resultante de la demanda a una necesidad no cubierta. Esta reacción biológica, que evidentemente se da en todos los animales, en el ser humano se complica un poco más: Nuestro inconsciente, que únicamente entiende de emociones, no diferencia lo real de lo virtual, simbólico o imaginario.

¿Qué quiere decir esto? Te pongo un ejemplo.

Un buen día me echan del trabajo. Para mí es un estrés; ¿Cómo voy a alimentar a mis hijos? Mi inconsciente, que registra la emoción de miedo a que mis hijos mueran por inanición, envía este input al cerebro que, a su vez, pone en marcha el mecanismo de supervivencia.

Ante tal alerta, el cerebro emplea millonésimas de segundo para buscar en su base de datos el programa (=respuesta) que mejor se adapte al peligro inminente. La orden, en este caso concreto, es la misma que recibiría la biología de una leona que no ha podido apresar el alimento para sus crías.

La solución, para ambos, es aumentar el número de células hepáticas. Cuanto más grande sea el hígado mayor será su capacidad de almacenaje de nutrientes, a fin de poder abastecer en el momento que éstos falten. El significado que ha dado el hombre a esta respuesta biológica es cáncer de hígado.

Nos expresamos metafóricamente

Como has podido observar, el lenguaje que utilizamos y nuestra realidad biológica van íntimamente unidos. Veamos otro ejemplo.

Una mujer acaba de ser diagnosticada de cáncer de mama. Lo que viva a partir de este momento, viene determinado por lo que se está diciendo en base a su interpretación particular de la situación, reforzado como no por sus creencias.

Si en lugar de como un diagnóstico lo recibe como un pronóstico, y su lenguaje interno es “voy a morir”, el siguiente chequeo podrá sentenciar el “haber desarrollado una metástasis en los pulmones”.

¡No! ¡Esto no funciona así! Es imposible que una célula mamaria transmute a una pulmonar, o que viaje por la sangre hasta hospedarse en otro órgano. Su miedo a morir ha facilitado que las células de sus pulmones proliferen para, de esta manera, obtener mayor cantidad de oxígeno y asegurar la vida. ¿Vas comprendiendo? 

Imaginemos que lo experimenta como “esto no puedo asimilarlo“, en cuyo caso se verá afectado el intestino delgado cuya función, precisamente, es la de asimilar los nutrientes. 

Si se dijera “no me siento capaz de salir de aquí, esto me supera“, se resentiría el sistema músculo esquelético.

Ahora bien, supongamos que esta persona ha oído hablar de la BioNeuroEmoción® :lol:. En consecuencia, recibe el diagnóstico sin entrar en pánico porque entiende que su biología quiere hacerle llegar un mensaje. Este diagnóstico es la respuesta a alguna situación dramática de la que hasta ahora no ha sido consciente.

El paso siguiente será investigar por sí misma el para qué de esta respuesta, o hacerlo de la mano de un acompañante. Llegar al momento conflictual, expresar la emoción silenciada, sanar la percepción de lo sucedido, comprender que lo vivido es algo que se repite en el árbol, aporta, como mínimo, paz al espíritu.

 Tipos de conflictos

Son tres los conflictos necesarios que sustentan la experiencia llamada enfermedad, a saber:

  • Conflicto desencadenante: Bioschock o situación dramática, que reúne las características anteriormente expuestas, disparadora de los síntomas.
  • Conflicto programante: Experiencia anterior de igual colorido conflictual con ausencia de sintomatología. Normalmente lo encontramos en los meses de gestación o en la edad infantil.
  • Conflicto estructurante: Estamos estructurados en un árbol familiar. Nuestra biología porta una información X, responsable de que percibamos como conflictos situaciones que en un principio son neutras,

Te pongo un ejemplo. El deportista que comienza la carrera tras el disparo de salida (=conflicto desencadenante -> enfermedad), previamente se ha inscrito para ello (=conflicto estructurante), y ha entrenado para tal fin (=conflicto programante).

1. Conflicto estructurante

Todos estamos estructurados en una serie de programas. Se trata de la información que recibimos a través el árbol genealógico y que, en forma de creencias (= lenguaje interno) y emociones, nos conduce a interpretar de una manera específica cada experiencia de vida.

Por consiguiente, todo evento no resuelto que haya supuesto un peligro en mi clan, y más concretamente en la vida de los ancestros con los que esté vinculado, será lo que más adelante, durante mi edad adulta, me lleve a vivir una situación desde su misma percepción e igual sentir.

Esto significa que al desconocer otra forma de hacerlo, mi reacción, totalmente automática, deja obsoleto mi libre albedrío. El resultado de esta actitud se traduce en un determinado comportamiento, relación, problemática económica, laboral, etc., o un síntoma o enfermedad.

2. Conflicto programante

En él quedamos programados, y en ningún caso presenta síntomas. Como te indicaba en su presentación, generalmente el conflicto programante se haya en la información de la madre, con la que vibramos tan estrechamente en la etapa gestacional y hasta los tres de edad, o en los episodios que han dejado una herida durante la infancia.

3. Conflicto desencadenante

Tal y como su nombre indica, es el conflicto que desencadena la sintomatología.

Cuando un niño nace con una enfermedad, o ésta aparece en los primeros meses de vida, habrá que buscar el conflicto en la historia que mamá ha resentido durante el embarazo y/o en el transgeneracional, teniendo muy en cuenta lo relacionado con la abuela materna.

Por último añadir que, como sabes, en el Universo todo se mueve en ciclos; nosotros, que formamos parte de él, también lo hacemos. En lo que se refiere a las enfermedades, los conflictos tienden a repetirse mientras que no hayan sido comprendidos, aceptados y liberados.

Por tal motivo, a lo largo de tu vida y en diferentes ocasiones, vivirás conflictos de igual colorido emocional sin presentar ningún acuse sintomatológico, en tanto en cuanto tenga lugar el conflicto desencadenante. Es lo que en BioNeuroEmoción® estudiamos con el nombre de Ciclos Celulares Biológicos Memorizados.

Sí a la intuición del corazón

Nuestra evolución no es otra que reconocer nuestra divinidad, entendiendo que, tanto el cuerpo como la mente, nos son necesarios para vivir en este plano y trascender en él expandiéndonos en Consciencia. Las únicas trabas que encontramos son generadas por los miedos, por supuesto irreales, que nos muestra el ego, con el que por tanto tiempo nos hemos identificado.

Ahora es momento de decidir:

  • Si continuar viviendo con la información del instinto (=inconsciente biológico), identificándote con la necesidad de tener y sujeto por lo tanto a los programas de supervivencia (=adaptación al entorno).
  • O vivir con la información de la intuición (=corazón), con lo que quieres y eliges ser siendo tu propia auto referencia, superponiendo al tener el hecho de que ya ERES.

Actuando desde el instinto continuarás sufriendo los síntomas, enfermedades, trastornos conductuales y demás historias problemáticas. Actuando desde la intuición, tan solo experimentarás procesos cortos y significativos, que te acercan cada vez más a tui Ser Divino y Esencial.

Reflexiones

  • ¿Qué no me dieron? ¿Qué me faltó?
  • ¿Hago lo que quiero hacer?
  • ¿Hay algo o alguien que me lo impide?

La enfermedad no es la causa, sino el efecto de tu forma de pensar.

De hecho, la enfermedad en sí no es el problema, el verdadero problema es que estás dejando de ser tú, para convertirte en lo que crees que los demás esperan de ti.

De esta manera entras en controversia contigo mismo, porque la parte de ti que se miente y finge que todo está bien, se enfrenta a la que experimenta el dolor de sentirse ignorada.

Lejos pues de luchar contra la enfermedad, hazla tu aliada. Ríndete, que no resígnate, al mensaje inequívoco que te trae ¡¡y actúa!!

La enfermedad te pide que te hagas cargo del trauma no resuelto y de las emociones ahogadas que pujan por salir. Ve al encuentro del niño que llora por sus heridas: tú, ahora, estás en disposición de que al fin cicatricen. (Sesiones  de Sanación del Niño Interior).

.

Decreta tu YO SOY

Deja de vivir para tener, y de esta forma no tendrás miedo a perder

.

Sanando tu Niño Interior – BioNeuroEmoción® / BioDescodificación, Hipnosis y Regresiones, Numerología Terapéutica. Theta Healing®, Registros Akáshicos, Flores de Bach y MorfoPsicología. Consultas Presenciales en Madrid Alcobendas y Online con Mari Ángeles Cámara de Volviendo a Nacer

Redacción: Mari Ángeles Cámara – Volviendo a Nacer.


– Gracias –



Todas las situaciones que consideras problemáticas tienen un aprendizaje para ti
Disfruta de este maravilloso reencuentro con tu Ser

.

www.volviendoanacer.es | Bioneuroemoción Madrid | Hipnosis Clínica Reparadora | Regresiones | Hipnosis Profesional | Numerología Terapéutica | Registros Akhásicos | Theta Healing | Flores de Bach | Estudip Proyecto Sentido Gestacional | Estudio del Transgeneracional | MorfoPsicología.

Mail: angelescmr@gmail.com  –  Tfno. y Whatsapp: +34 685 42 36 53
Consultas presenciales en Madrid y en todo el mundo a través de Skype

.

Suscríbete al blog de Volviendo a Nacer y recibirás las últimas publicaciones y novedades en tu correo electrónico:

.

.

Si te ha gustado, ¡¡compártelo!!

  • www.volviendoanacer.es | BioNeuroEmoción® Hipnosis Madrid | Regresiones - Sanación del Niño Interior - NMG - Theta Healing - Registros Akáshicos - Flores de Bach

.

¡¡Yo no quiero ser eso, papá!!

.

Este artículo, fruto de la intención de ofrecerte una herramienta que te ayude a encontrar la relación entre ciertos aspectos de tu vida y los acontecimientos que sirvieron de decorado (a nivel emocional) durante una importante franja de tu existencia, ha sido extraído del texto que en su día bauticé como Proyecto Sentido Gestacional (submenú del apartado BioNeuroEmoción® que puedes encontrar en el menú principal de esta web) para utilizarlo como prólogo del post que viene a continuación al que he bautizado con el título Tipos de Nacimiento y Personalidad”, dedicado íntegramente al estudio de nuestro nacimiento en el que te darás cuenta de cómo, de acuerdo a la manera en la que has llevado a cabo tu primera autonomía -esto es la transición entre nuestra “primera casa” (= útero materno) y nuestra primera puesta en escena como seres independientes en este mundo-, se verá afectada cada una de las “nuevas autonomías” que desees iniciar en tu vida (implica cualquier decisión y/o pasar a la acción en aquello que quieras emprender: pareja, negocios…).

– Gracias – 

El Proyecto Sentido Gestacional es una gran fuerza que condiciona nuestra vida mientras no seamos conscientes de él

Si atendemos a las dos palabras que lo conforman, tenemos que el Proyecto Sentido Gestacional alude a:

  • Proyecto: Es la proyección, unas veces consciente y otras inconsciente, que hacen los padres sobre la vida de sus hijos. Se trata de un deseo (pensamiento + emoción) que ha de ser planificado en base a unas instrucciones concretas para que pueda verse realizado.
  • Sentido: Es lo que percibe el futuro bebé de los proyectos de sus padres: la finalidad de este proyecto o deseo que se convertirá en el significado de su vida.
  • Gestacional: Periodo donde queda programada esta información.

Como cualquier otro “proyecto” también este viene a expresar el “sentido” por el cual se ha sido “concebido”, puesto que todo en el Universo ha estado de forma inmaterial antes de manifestarse en un estado material, o lo que es lo mismo, primeramente fue el propósito y después la existencia.

Es importante que tengamos en cuenta que, más allá del acto sexual puramente biológico, si tiene lugar una concepción es porque con anterioridad ha habido una llamada (= proyecto de los padres) que, como ya hemos visto, puede ser o no consciente, así como un conflicto vivido por la futura madre dieciocho meses antes de que tenga lugar el nacimiento.

Marc Fréchet, padre del Proyecto Sentido Gestacional

El Proyecto Sentido Gestacional nace de los estudios que el psicólogo clínico Marc Fréchet realiza basándose en sus propias vivencias.

Marc Fréchet fue concebido a finales de la 2ª Guerra Mundial cuando la madre de este doctor francés, que se encontraba a la espera de un juicio tras el cual sería encarcelada, planificó junto con su esposo la concepción de un hijo con la intención de evitar la prisión. Tal y cómo argumentaba Marc Fréchet, sus primeros 18 meses los vivió en una cárcel (su primera prisión fue el útero materno) rodeado de mujeres y al mismo tiempo completamente solo, pues su madre ni le deseó primero ni le cuidó después.

Años más tarde, durante su trabajo de psicólogo, se percató de que prácticamente el 99% de sus pacientes eran mujeres, y que además eran las parálisis las enfermedades dónde tenía mayor éxito. Y es que estaba llevando a cabo su Proyecto Sentido Gestacional: liberar a las mujeres de su encarcelamiento (=parálisis, ausencia de libertad de movimiento). Asimismo se dio cuenta de cómo la vida adulta representaba la misma triste estampa de esos primeros meses de vida, pues acostumbraba a sentirse en soledad incluso cuando estaba en buena compañía.

Este despertar fue lo que le impulsó a profundizar en su propia experiencia para poder regalarnos este legado tan fascinante.

¿Quién o qué ocupaba el pensamiento de mamá durante este período?

El Proyecto Sentido Gestacional abarca los 9 meses antes de la concepción, el periodo de gestación y hasta los 2/3 años de edad del niño. Hay algunas preguntas que podemos hacernos para encontrar respuestas a problemas que estemos viviendo en este momento  o, en otros casos, para dar sentido a episodios vividos con anterioridad, ya que de una forma muy precisa las vivencias de nuestra madre van a marcar y a dirigir nuestra vida. Entre otras:

  • ¿Vivió alguna pérdida importante? (=duelo no realizado)
  • ¿Hubo carencia económica? ¿Problemas de herencias?
  • ¿Cómo era su relación sentimental? ¿Había respeto, tolerancia…?
  • ¿Tenía su propio “nido” para recibir a sus “crías”?
  • ¿Tuvo la necesidad de cambiar su domicilio? ¿Vivir en otra ciudad?
  • ¿Podía llevar a cabo libremente sus decisiones?
  • ¿Hacía aquello que deseaba hacer?
  • ¿Sintió miedo por la posible pérdida del bebé?
  • ¿Hubo con anterioridad un aborto o una amenaza de aborto?
  • Durante este periodo, ¿alguien atravesó alguna enfermedad “importante”?

Por supuesto que puede haber acontecimientos agradables y felices que me impulsen hacia una vida fantástica y plena de bienestar (=si mamá siente “éxito en la vida”, yo siento “éxito en la vida”), pero también los puede haber desagradables (de diferentes tonalidades de intensidad que pueden incluso llegar a ser dramáticos) que me lleven a vivir experiencias problemáticas (=si mamá siente “este no es buen momento para que vengas al mundo”, yo siento “no tengo derecho a vivir”).

Antes de que la madre tenga conocimiento de su embarazo puede haber, o no, un deseo consciente de querer un hijo. Tengamos en cuenta no obstante que, en todos los casos, si un hijo viene al mundo es porque inconscientemente así se deseaba.

.

   

Concepción y reproducción

.

Llevamos impresa la marca de nuestros padres

Durante este franja temporal se imprime la primera marca, a la que llamaremos impronta, en el futuro hijo: “me gustaría que fuera un niño” (y no una niña o al contrario), “ahora no es buen momento”, “que disgusto más grande”, “no deseo que este sea el padre mi hijo”, “se me acabó la vida”… e incluso si se piensa en abortar. Y da igual que después esta mamá quiera, cuide y alimente a su bebé, porque esta impronta queda registrada, marcando a este niño en su personalidad y en su manera de enfrentarse a la vida.

En la etapa intrauterina mamá y bebé viven fusionados, siendo Uno emocionalmente. Esto significa que sea cual sea el acontecimiento emocional que esté viviendo la madre el feto lo va a vivir siempre en primera persona, quedando impregnada con ello cada una de las células que en este momento están formando su estructura. Por este motivo, cuanta más información podamos obtener de nuestra progenitora sobre sus miedos, sus frustraciones, sus sueños, sus anhelos, sus tristezas, sus resentimientos… mayor luz llevaremos a nuestra vida.

Tener en cuenta asimismo que la madre durante la gestación vive un especial estado de profunda sensibilidad psicológica y emocional que rompe algo en su estructura, motivo por el que afloran en ella recuerdos (normalmente inconscientes) de su propia infancia La calidad de estos recuerdos se verá reflejada en la relación que establezca con su hijo durante los primeros años de su infancia.

Cuando se estudia el Proyecto Sentido Gestacional se han de tener también en cuenta las patologías por las que atravesó la mamá en el embarazo, puesto que desvelan qué situaciones fueron las que ella vivió en forma de conflicto: aquello que sintió que le quitaban o que no la dieron, aquello que hubiera deseado hacer y le prohibieron, o aquello que hizo porque se sintió obligada a hacerlo. Entre las patologías más comunes citaré la hipertensión arterial, diabetes gestacional, contracciones uterinas, edemas y anemia.

En pos del reconocimiento

En nuestro inconsciente queda registrado el mandato que recibimos en el Proyecto Sentido Gestacional como un mensaje similar a:“Mientras obedezca obtendré el reconocimiento familiar, pero si no lo hago la familia me va a rechazar”, y este “disentimiento” puede hacer que comencemos a vivir situaciones conflictuales que deriven desde una enfermedad a un accidente, problemas inter-relacionales e incluso conflictos existenciales.

Un motivo para tener un Proyecto Sentido Gestacional de inexistencia puede darse cuando el bebé no es esperado o si el padre, la madre o ambos desean un niño y nace una niña (ni que decir tiene que igualmente al contrario). La mayoría de las personas zurdas biológicas responden a un Proyecto Sentido Gestacional de esta índole: el niño/hombre zurdo “obedece” la orden impuesta mediante una actitud volcada hacia el rol femenino (esto es función maternal: protección a los hijos, preparación de alimentos, responsabilidad en el nido familiar) mientras que la niña/mujer zurda lo hará hacia el rol masculino (toma de decisiones, necesidad de trabajar para traer el sustento, protección familiar).

Te pongo otro ejemplo para que entiendas cómo pesa sobre nosotros el Proyecto Sentido Gestacional. Si mi mamá durante este periodo sufre la pérdida de alguien muy querido, bloquea su duelo y siente tristeza, ¡¡yo siento duelo bloqueado en la tristeza… durante toda mi vida!!, por lo que voy a ser una persona que en todo momento y situación estaré triste “sin motivo aparente”. Y si me preguntas “¿desde cuándo?” te responderé que “desde siempre, yo ya nací triste”. Mi apariencia puede ser apática, como de falta energía: no me ilusionan los retos, no persigo objetivos; me conformo con sobrevivir. ¡¡Sin embargo esta tristeza no me pertenece!!

Lo verdaderamente importante es que cada uno de nosotros podamos tomar plena conciencia de nuestro Proyecto Sentido Gestacional para poder entender, aceptar y trascender nuestras inclinaciones y comportamiento, y de esta forma liberarnos de la fidelidad familiar inconsciente.

www.volviendoanacer.es | BioNeuroEmoción® Madrid | Proyecto Sentido | Nacimiento = Primera Autonomía

 .

NACIMIENTO = PRIMERA AUTONOMÍA

La forma en que venga al mundo va a jugar un papel decisivo en aquellos momentos que supongan una nueva etapa en mi vida, pues será lo que defina mi manera de proyectarme en la acción.

El acto de nacer me permite mostrarme por vez primera como un ser completo: Es mi primera autonomía. Lo ideal en un parto es que sea el bebé quién avise cuando quiere nacer, es decir, lo idóneo es esperar a que se produzcan las contracciones. Este momento es guardado fiel e íntegramente por mi inconsciente, y de acuerdo a cómo se haya producido, de acuerdo a cómo haya sido ese primer paso hacia mi primera autonomía, va a depender la manera en que afronte las siguientes: transición de una etapa a otra en el crecimiento (3, 7, 12, 15 años), salir del nido familiar, puesta en marcha de cualquier tipo de proyecto (estudios, pareja, trabajo), etc…

  • ¿Fue el mío un parto natural?
  • ¿Vine con una o varias vueltas de cordón?
  • ¿Fue un embarazo de riesgo y mi mamá tuvo miedo de perderme?
  • ¿Inicie la acción del parto o fue necesario estimularlo?
  • ¿Vine con presentación podálica?
  • ¿Me ayudaron a nacer con fórceps?
  • ¿Había una cesárea programada o la practicaron de urgencia?
  • ¿Durante el parto se hizo uso de la anestesia?
  • ¿Fui un bebé prematuro?…

A título de ejemplo supongamos que yo he venido al mundo con una vuelta de cordón. En este caso he sido yo quien ha puesto en marcha el trabajo del parto, pues hay dilatación del cuello e incluso ya estaba colocada en el canal. ¿Pero qué ocurre cuando me dispongo a nacer? El cordón, que está enrollado a mi cuello, se estira y encoje como un elástico y siento el peligro de ahogarme. Lo que registra mi cerebro es que en la autonomía puede haber un peligro de muerte, porque si salgo del vientre de mi madre puedo morir… pero si no salgo también.

Para finalizar, otro factor a tener en cuenta es el número que ocupo entre mis hermanos (incluyendo abortos y/o muertes prematuras). No es lo mismo ser el hijo número uno, el dos… o el último. Biológicamente sobre el hijo mayor -el número uno- recae la posición alfa del clan, por lo que inconscientemente se le exigirá mayor responsabilidad. El hijo más pequeño por su parte, en muchos casos lleva la estampa del “plan de pensiones para la vejez”, es decir, una persona ya estructurada desde el vientre de su madre en ser quién cuide de los padres cuando estos sean mayores. Inconscientemente su mandato de “si me comprometo con alguien me alejo de papá y mamá” le hace sentir gran culpabilidad cuando no está ocupándose de sus padres; como resultado estas son personas que se quejan de no encontrar pareja, o de dar con parejas que no quieren compromiso, o bien se ven envueltas en problemas económicos que les impide mantener una relación estable, e incluso, en ocasiones, llegan a contraer matrimonio pero no tienen hijos (y en el caso de que los tuvieran priorizan las necesidades de sus progenitores).

Conclusiones

Todos y cada uno de nosotros está programado a vivir determinadas experiencias en relación a la información inconsciente en la que está estructurado. Esta información muchas veces resulta ser una pesada carga que impide vivir la vida en paz y con plena coherencia.

El estudio del Proyecto Sentido Gestacional, junto al del Árbol Genealógico (también llamado Metagenealogía, Psicogenealogía Transgeneracional):

  • Te muestra los conflictos que están asociados a tu patología física (síntoma o enfermedad), a tu comportamiento (adicciones, anorexia, bulimia, fobias…), a tus experiencias repetitivas (desórdenes de pareja, infertilidad, problemas económicos…) y, en rasgos generales, a la actitud con la que afrontas tu vida.
  • Te brinda la comprensión del “para qué” estás viviendo estas experiencias. Esta toma de conciencia es la que te permite desactivar tus programas limitantes, liberarte de su carga y, mediante la nueva información que aportas a tu clan, liberar de ella también a todos tus descendientes.
  • Te devuelve el poder sobre ti, pues entiende que eres tú el único hacedor de tu vida. 

.

¡¡Tienes mucho que decir!!

.

Redacción: Mari Ángeles Cámara – Volviendo a Nacer


– Gracias –


Todas las situaciones que consideras problemáticas tienen un aprendizaje para ti
Disfruta de este maravilloso reencuentro con tu Ser

.

www.volviendoanacer.es | Bioneuroemoción Madrid | Hipnosis Clínica Reparadora | Regresiones | Hipnosis Profesional | Numerología Terapéutica | Registros Akhásicos | Theta Healing | Flores de Bach | Estudip Proyecto Sentido Gestacional | Estudio del Transgeneracional | MorfoPsicología.

Mail: angelescmr@gmail.com  –  Tfno. y Whatsapp: +34 685 42 36 53
Consultas presenciales en Madrid y en todo el mundo a través de Skype

.

Suscríbete al blog de Volviendo a Nacer y recibirás las últimas publicaciones y novedades en tu correo electrónico:

.

.

Si te ha gustado, ¡¡compártelo!!