Terminología utilizada en Volviendo a Nacer

Conocer el significado de la terminología utilizada en © Volviendo a Nacer, te servirá para su comprensión.

 

De información a conocimiento

(Clic para ver en YouTube)

 

Como verás, en esta página web se alude en numerosas ocasiones a términos tales como sentido biológico, resentir, emoción oculta, engrama, territorio, hijo real o simbólico…,  sobre todo en los artículos dedicados expresamente a desentrañar los conflictos biológicos de síntomas y enfermedades. 

Por este motivo, antes que nada, es necesario cambiar la mirada en cuanto a cómo percibes e interpretas el proceso denominado enfermedad. El cuerpo es 100% materia, y por tanto no tiene la capacidad de decidir si enfermarse o no, ni por supuesto tampoco cómo y cuándo ha de hacerlo.

Camino de autoconocimiento

Este concepto no solamente es inapropiado, sino que además nos aleja de su verdadera intención. Básicamente, la enfermedad actúa como mensajero cuando anteponemos «el que dirán» de los otros a lo que realmente sentimos. Biológicamente, es la respuesta orgánica a un evento que percibimos como conflicto y no conseguimos resolver desde la psique.

Esta visión, tan aparentemente sorprendente y revolucionaría, se la debemos al eminente y recientemente fallecido doctor Rike G. Hamer, quien demostró, sustentado en sus propias vivencias y después de numerosos estudios y miles de casos tratados a lo largo de su vida, que la enfermedad es un programa especial de la naturaleza con un claro sentido biológico (SBS).

Se trata, por tanto, del recurso que me auxilia si es que vivo en soledad una situación que supera mi límite de tolerancia al estrés, situación que me coge desprevenido y me paraliza, y para la que no tengo una solución satisfactoria. 

Términos más comunes

Sentido biológico

El inconsciente biológico, encargado de asegurar la supervivencia de la especie, está en constante adaptación a las circunstancias del entorno. Te pongo un ejemplo:

Imagina que estás cruzando una amplia avenida, y que cuando te encuentras hacia la mitad de la misma, comienza a parpadear la imagen del semáforo que te indica que va a dar paso a los vehículos. Automáticamente aumenta la movilidad de tus piernas. A nivel inconsciente se da un alerta de peligro y se advierte al cerebro.

Tu cerebro analiza, selecciona la información dentro de los programas de supervivencia, y sintetiza la situación para obtener el mejor resultado. De este modo, en milésimas de segundo envía la orden a los nervios motores y a los músculos, es decir, a la parte específica del cuerpo que interviene en este conflicto.

El resultado es que tus piernas se mueven con avidez. Corres a la acera, salvas tu vida. Quédate con un dato importante: la orden ante la necesidad de socorrer el peligro. En este caso sería ante la imagen del semáforo con la luz parpadeante que recibe tu sentido de la vista.

 

¿A alguien se le ocurriría considerar este hecho como una enfermedad, o más bien como un reflejo de supervivencia?

 

Pues bien, esto mismo acontece en el resto de “programas de supervivencia” a los que llamamos síntomas o enfermedades. Volviendo al ejemplo anterior, la orden cerebral no iba dirigida al órgano hepático, ni al estómago o a la tráquea, sino al aparato locomotor y más concretamente a las piernas, donde se necesitaba su actuación para salvaguardarse del peligro.

Te pondré otro ejemplo. Como hemos visto, ante una situación conflictual, el inconsciente biológico envía un mensaje de urgencia que recibe el cerebro, y éste sistemáticamente manda la orden al órgano correspondiente. Cuando una persona vive un conflicto de miedo a morir, el órgano afectado son los pulmones.

En consecuencia se produce un aumento de la producción de células pulmonares, que sirvan para abastecerse de una mayor cantidad de oxígeno… ¡y por tanto de vida! A esto le llamamos cáncer de pulmón.

Puede dar escalofríos reconocer el funcionamiento tan increíblemente preciso de nuestra biología… lo mejor es que también lo hace a la inversa. Porque en el instante que el conflicto se resuelve, el cerebro emite una contra orden para restablecer el número de células del órgano. La mente se sana, el cuerpo se cura.

Bioshock o impacto biológico

Ninguna situación puede ser catalogada como buena o mala: todas son neutras. Depende entonces del ojo que lo mire y, por supuesto, de las creencias que delimiten su interpretación. Utilizamos el término de bioshock o impacto biológico para determinar el instante preciso en el que la situación pasa a convertirse en conflicto, alertándonos de aquello que faltó (necesidad biológica no quedó cubierta) en la etapa infantil.

En consecuencia, ese algo que es considerado como vital por nuestro inconsciente biológico, supera nuestro umbral de estrés y quedamos noqueados. Cada cual será susceptible de vivir determinados acontecimientos como conflictuales, en función de la información en la que esté estructurado (Transgeneracional), y programado (Proyecto Sentido Gestacional y Sanación del Niño Interior).

Resentir

Esta palabra, que se traduce como «volver a sentir», hace alusión a la emoción que aun necesitando expresarse se omitió, en el preciso instante que se produjo el conflicto / impacto biológico (bioshock). La emoción reprimida recibe el nombre de emoción primaria u oculta.

Transgeneracional

Es la información que nos estructura, la que recibimos por torrente biológico en el instante en que somos concebidos. Estos programas, heredados de nuestro árbol genealógico (= sistema familiar), abarcan las creencias y las emociones que determinan nuestras experiencias, en tanto en cuanto no sean contemplados, comprendidos y trascendidos. 

Proyecto Sentido Gestacional

Forma parte de la información que nos programa, la cual abarca los nueve meses previos a la concepción, el tiempo la gestación y hasta los tres años de edad. Durante este período el inconsciente de madre e hijo es uno, de tal manera que cada emoción de mamá es sentida a la par por el hijo, condicionando en gran medida sus futuras vivencias.

Edad Infantil

Engloba los eventos resentidos como dramáticos que tuvieron lugar desde los tres años a la pubertad, al no sentir cubiertas sus necesidades biológicas. Básicamente: alimento (tanto orgánico como afectivo), protección y pertenencia. Más adelante, cíclicamente, la vida brinda las oportunidades para su sanación.

Edad Cronológica

Esta edad inicia en la pubertad, y refiere cómo las circunstancias que experimentamos a lo largo de la vida propician la instauración de nuevas creencias.

Territorio

El territorio hace alusión al entorno, a los lugares (y personas) que uno considera como su dominio, literal o figuradamente. Te pongo un ejemplo, el conflicto de ira territorial podría hablar de peleas en el hogar, disputas en el lugar de trabajo, en la escuela, en el patio de recreo, en la residencia, etc.

El territorio también se extiende a la ciudad o al país donde se reside. El enfrentamiento por una propiedad, la pelea por la plaza de estacionamiento, los gritos molestos en el vecindario… son más ejemplos de situaciones origen de un conflicto de ira territorial.

Duelo

Aunque en otro contexto y con otros matices, no dejamos de estar repitiendo experiencias de nuestros ancestros: tanto las que suman como las que restan (por cuanto no se supo o no se pudo hacer). Cada enfermedad o problemática existencial es una invitación a llevar una información diferente a nuestro árbol.

Una vez conocemos el motivo por el cual vivimos lo que vivimos, podemos liberarnos de esta repetición familiar. A veces con la toma de consciencia es suficiente, otras habremos de cortar simbólicamente los lazos que nos unen para que el mensaje sea recibido por nuestro inconsciente, y otras más se requerirá de una acción consciente para que la repetición cese.

Se trata pues de reprogramar nuestra mente con la nueva creencia y ponerla en práctica conscientemente.

Asimismo podemos portar la información de algún miembro del clan que no haya sido llorado, reconocido, consumado el duelo por su partida. En tal caso te invito a que realices la meditación guiada del duelo, a fin de liberarte de esta memoria y él mismo también quede liberado.

Real o simbólico

Este término se sustenta en una de las leyes del inconsciente, la cual reza así: «el inconsciente no distingue lo real de lo imaginario, simbólico o virtual». Por ejemplo, en caso de que nos refiramos a un hijo simbólico habremos de contemplar todo aquel o aquello que sea dependiente de uno, es decir, podría ser el hijo propiamente dicho, pero también la pareja, madre, padre, hermano/a, mascota, negocio, etc.

Lateralidad

La definición de lateralidad es la siguiente: «inclinación sistematizada a utilizar más una de las dos partes simétricas del cuerpo y uno de los órganos pares, como las manos, los ojos o los pies». En determinadas patologías es de gran ayuda conocer la lateralidad del sujeto para descodificar con mayor rapidez la situación conflictual, origen del síntoma o enfermedad, puesto que la lectura es diametralmente opuesta de acuerdo a la misma.

Establecer la lateralidad es pues definir si se trata de alguien diestro o zurdo biológico, aunque bien es cierto que en ocasiones no coincide con lo desarrollado a lo largo de su edad cronológica. Podemos haber nacido zurdos y sin embargo llevar a cabo gran parte de las acciones con la derecha, derivado de la presión familiar, social o cultural, o tras resentir un conflicto de motricidad.

En este último caso podríamos hablar de personas ambidiestras,. reconocidas en la Nueva Medicina Germánica como zurdas contrariadas. A continuación te indico el significado de la parte derecha e izquierda del cuerpo para un diestro, que invertirás si eres una persona zurda:

  • Derecha: los colaterales, es decir, los que reconocemos como iguales. En este grupo consideraremos los hermanos, amigos, compañeros, jefes, empleados, alumnos, etc, y también al padre.
  • Izquierda: Hamer ubicó en ella la relación materno-filial, es decir, tanto yo como madre, o yo hacia mi madre, teniendo en cuenta tanto lo real como lo simbólico, que acabamos de ver en el apartado anterior. 

Engrama

Cuando vivimos una situación con connotaciones de conflicto biológico,. consideradas como vitales por el inconsciente, éste entra en alerta. Una de sus funciones es la de grabar absolutamente todo lo recogido por nuestros sentidos relacionado con el acontecimiento en cuestión,. con el fin de protegernos de ello si en algún momento se repite.

Es entonces cuando la red neurológica ubicada en el cerebro crea el engrama, es decir, una especie de archivo que contiene la información del suceso (imágenes, sonidos, olores, sabores y sensaciones),. y la respuesta que damos ante ese conflicto.

Si a posteriori se presenta una experiencia similar, automáticamente se acciona el resorte que abre el archivo registrado. Este es el motivo de que actuemos reactiva e irracionalmente en muchas ocasiones,. y generemos una respuesta desmesurada sin que seamos conscientes de por qué lo vivimos de esta forma.

 https://volviendoanacer.es | © Descodificación Biológica Integrativa (DBI) | Terminología utilizada en Volviendo a Nacer

 

Vive en coherencia

Para finalizar, insistir en que la información relacionada con enfermedades que encuentres en esta web,. tiene como intención ofrecerte el entendimiento de que, una vez más, toda enfermedad es la solución biológica a un conflicto que es vivido desde la psique.

Es sumamente importante dejar de interpretar la enfermedad como algo malo,. producto de la casualidad o de un desacuerdo entre células, y empezar a tratarla como lo que realmente es: un Programa Especial con Sentido Biológico, atendiendo al término con que fue bautizada por su fundador.

La enfermedad te regala una segunda oportunidad, pues te aporta la solución que necesitas para sanar tu percepción y curar tu cuerpo,. y te invita a vivir coherentemente con tus sentimientos, pensamientos y emociones, desarrollando el respeto y el amor para contigo mismo.

La enfermedad, un S.O.S. necesario para reconducirte a la parte del camino donde tomaste la decisión equivocada,. a fin de que vuelvas a emprenderlo con la certeza de saber lo que en este momento es mejor para ti.

 

¡Sí a la Vida!

Comparte esta información con aquellas personas que pueda ayudarles. Gracias.
Espero que esta lectura te haya aportado
LLAMADA GRATUITA DE 20 MINUTOS
Reserva una llamada o videollamada gratuita conmigo, y exploremos juntos lo que puedo hacer por ti:

Mantente al día de las novedades

Como obsequio, llévate este práctico Ejercicio para Identificar y Desprogramar tus Creencias Limitantes... porque ser feliz más que un derecho, es un deber 🦋

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 comentarios en “Terminología utilizada en Volviendo a Nacer”

  1. hola … como le va ? agradesco de corazón la información propocionada con este tema … de hecho todos los artículos son muy buenos felicidades por su profesionalismo y sencilla explicación

error: Contenido Protegido con Derechos de Autor