La corona del MIEDO

¿Vas a permitir que la corona del miedo gobierne en tu vida?

 

Recuerda quién ERES

(Preferiblemente accede al vídeo del artículo en YouTube)

 

Parece ser que la sombra está resurgiendo con fuerza, esta vez de la mano de entes que temen verse despojados de su poder, ante el despertar que se está dando en una humanidad hasta ahora manipulable y sumisa, una humanidad que se ha limitado a vivir en modo supervivencia.

Los medios de comunicación acechan la salud de las personas tratando de inocular un virus, sí, pero no es ese que ocupa grandes titulares, sino otro mucho peor: el virus del miedo. Ese que ensombrece las mentes e incita a crear más miedo… puesto que el miedo paraliza.

Vinimos a tomar conciencia de una Verdad callada que nos hará libres. Se presenta la oportunidad, como es sabido, de la mano de un profundo aprendizaje, a fin de descomprimir nuestro silencio y gritar al mundo nuestra inconformidad y descontento.

Y es que el control que ejercen sobre la humanidad no es un control físico, sino mental, y nos llenan las cabezas con pensamientos negativos en un desenfrenado efecto nocebo. No en vano somos adiestrados desde niños, perdón… no en vano somos «educados« para mantener en pie el sistema.

¡Qué importante es recordar que no es la situación la que nos enferma, sino la interpretación que hacemos de la misma, cada quien de acuerdo a sus creencias!

Por este motivo:

  • Te hablaré desde dónde se contempla la irrupción del virus desde la Nueva Medicina Germánica (NMG).
  • Continuaremos con los remedios naturales que refuerzan el sistema inmunológico.
  • Reflexionaremos acerca del por qué, y sobre todo del para qué, estamos viviendo esta experiencia.
  • Y terminaremos realizando juntos una pequeña meditación. ¡

Explicación desde la NMG

Si estás informado de los estudios del dr. Ryke Hamer, sabrás que la Nueva Medicina Germánica confirma con sus 5 Leyes Biológicas, que la enfermedad únicamente puede manifestarse tras una situación que la propicie.

En base a lo anterior, es imposible que un virus, y en concreto éste que afecta a las vías respiratorias, tenga paso abierto a nuestro organismo si previamente no se ha vivido una experiencia de enojo, enfado, rabia por sentir el territorio amenazado o invadido.

Sin embargo, precisamente es lo que estos desalmados están consiguiendo implantar en gran parte de la sociedad. Esa parte que sucumbe al miedo que impregna cada información que les hacen llegar, por aquellos a los que alimentan. 

¿Estamos locos? No, simplemente dormidos

De acuerdo a los mismos estudios de este mismo doctor, nadie puede contagiar los virus a ningún otro. Es nuestro organismo quien se encarga de permitirles el paso, siempre y cuando sean necesarios para llevar a mejor término, la resolución del conflicto que previamente la persona ha vivido.

Como sabes, la enfermedad tiene dos fases de las cuales te hablaré más adelante. No obstante, puedes recabar mayor información en el artículo Las 5 Leyes Biológicas del dr. Hamer, ¿qué es la enfermedad?

La aparición de los síntomas, al igual que sucede en la mayoría de lo que conocemos como enfermedades, muestran únicamente que la persona se encuentra en la fase de curación, también conocida como fase caliente o vagotónica. Es decir, el individuo que se encuentra en esta fase ya ha resuelto su conflicto a nivel de la pisque.

 

 

Tiempo de reflexión

Tanto la fiebre, como el dolor de cuerpo, la tos, etc, validan que los virus en este caso, pero también en otros los hongos y las bacterias, están efectuando su trabajo de reparación, motivo por el cual la persona se encuentra en una especie de cuarentena.

Ahora sólo necesita descansar, dormir y beber líquidos, evitando la preocupación con el fin de no caer en un círculo vicioso, y retornar a la fase activa de la enfermedad, fase que también se conoce como fría o simpaticotónica.

En consecuencia, la mejor actitud es tranquilizarse y sobre todo perder el miedo, puesto que el pánico es nuestro peor enemigo. Sería bueno recordar, en este momento, una de las frases del libro Un Curso de Milagros que dice así:

«Nada externo a ti puede hacerte daño, nada externo a ti puede amarte, nada externo a ti puede atacarte, porque no hay nada externo a ti». 

Así es: eres tú y tus circunstancias.

Conflictos biológicos y resentires

Pero volvamos a la visión desde la Nueva Medicina Germánica, para mí una medicina que, más temprano que tarde, complementará a la actual en todos los hospitales del mundo, puesto que su efectividad cae por su propio peso.

Estas enfermedades llamadas contagiosas, como toda enfermedad, se activan por un DHS (Síndrome de Dirk Hamer). Este DHS que detona simultáneamente a nivel de la psique, del cerebro y del órgano, lo hace a partir de un impacto traumático, inesperado, sin solución inmediata y vivido en soledad (lo que el dr. Hamer llama conflicto biológico no resuelto). 

Refiriéndonos a este virus, teniendo en cuenta que se caracteriza por síntomas leves como secreciones nasales, dolor de garganta, tos y fiebre, y que solo en algunas ocasiones deriva en neumonía o dificultades respiratorias, el evento traumático que lo desencadena tiene que ver con:

  • “Esto no me huele nada bien” (secreciones nasales).
  • “Esto no me lo trago” (dolor de garganta).
  • “Tengo que mantener lejos al enemigo” (tos).
  • “No recibo el calor que necesito” (fiebre).

En el caso de la neumonía o complicaciones respiratorias, como te decía en un principio, hemos de buscar conflictos donde se ha sentido el territorio invadido o amenazado. Y el territorio, para nuestro inconsciente, puede ser desde la pareja, los hijos, los padres… hasta la casa o el trabajo.

Kybalion

Este virus de la gripe no deja de ser, por tanto, el mismo virus convencional que en algún otro momento ha hecho presencia en tu vida. Un simple resfriado que en ocasiones te obliga a estar en cama, relajado, invitándote a parar y reflexionar, de no haber sido desproporcionadamente inoculado por el marketing del miedo.

Desde luego, en cualquier caso, no se trata en absoluto de lo que nos quieren vender. Sin embargo, lo que sí es claro, es que el miedo a este virus es lo que puede conducir a la muerte. Los virus vienen a restablecer la armonía en nuestro organismo, aportando al mismo tiempo una nueva información.

Y si ahora recordamos la ley del Kybalion que nos dice que «lo que es arriba es abajo, y lo que es adentro es afuera«, nos daremos cuenta que Gaia, nuestra amada Madre Tierra, y podríamos decir que incluso todo el Universo, se encuentran asimismo en la fase de reparación, después de haber sufrido por tanto tiempo los efectos demoledores y devastadores de una sociedad enferma.

 

 

Llamada a Despertar

Sí amigo, esta es una llamada que nace desde el interior de cada ser vivo. Una llamada al Despertar en la Consciencia que nos sostiene, para retomar unos valores necesarios ya perdidos, basados en la colaboración, cooperación, comprensión y compasión hacia nosotros mismos, y hacia todo y todos los que participamos de este maravilloso regalo, que es la Vida en sí misma.

Tengamos además en cuenta que el virus no crece por contagio, sino por los pensamientos de miedo que instante a instante lo alimentan. A los seres humanos nos resulta muy fácil conectar con el miedo, tenemos mucha experiencia en ello, pero hacerlo con el amor nos parece más difícil, a pesar de que cada uno de nosotros es un Ser de Amor en potencia.

En cualquier caso, si hoy estás leyendo este escrito, es porque a lo largo de estos últimos años has ido despertando del gran sueño. La humanidad por entero está siendo partícipe de una expansión de Consciencia hasta ahora desconocida, no porque con anterioridad no se haya dado, sino porque nunca lo ha hecho con miles, e incluso me atrevería a decir con millones de seres humanos a la par.

Ley del Equilibrio

Recordemos que en el Universo todo tiende al equilibrio. Estamos viviendo un hecho histórico, puesto que la oscuridad que quieren imponer tan solo pone de manifiesto la luz que impera en el planeta… luz que tú y que yo estamos hacemos posible.

En este momento de nuestra evolución este acto es crucial, puesto que la Vida nos propone dejar a un lado tanta teoría, tanto conocimiento que estamos engullendo en los últimos tiempos…  y llevarlo, ahora, todo ello a la práctica. Y la evolución, inevitablemente, viene de la mano del aprendizaje.

El reto, aunque pudiera parecer difícil, te aseguro que no lo es, porque ya somos muchos los que hemos comenzado la labor de amarnos, aceptarnos, valorarnos y respetarnos. Ya somos muchos los que hemos aprendido a decir sí y a decir no priorizando en lo que sentimos nosotros mismos, y no en la espera de agradar a los otros.

Somos muchos los que hemos podido abrazar a nuestro pequeño niño herido y acompañarle desde entonces. Ya somos muchos los que miramos el pasado sin resentimiento ni rencor, y los que no nos ocupamos del futuro. Hemos aprendido a vivir el presente, y tejemos, poniendo en ello nuestra atención y nuestra intención, este eterno aquí y ahora.

Libertad de elección

A un hombre se le puede quitar todo, excepto una cosa: la última de sus libertades, la de elegir su actitud frente a cualquier circunstancia, la de elegir su propio camino.

 

Viktor Frankl

Escucha tu corazón, confía en tu capacidad de elegir, deja a un lado la programación limitante de tu mente. Ten en cuenta que ésta es la realidad que juntos estamos cocreando, y ninguna creación puede ser mayor que su creador. No se nos da nada para lo que no tengamos recursos.

Tú no eres tus pensamientos, ni siquiera eres tu cuerpo, eres el hermoso Ser de Luz y Amor que los da vida. Confía en la vida. La confianza habla de amor, mientras que el miedo lo hace de control. No tienes nada que controlar, tan solo se te pide aceptar. Fluye y suelta, ¡confía!

Eres responsable de cuanto vives porque todo ello nace de tu interior. Eres un ser creador, y como tal no sólo es que puedas, sino que tienes la obligación de crear la realidad que aporte paz y libertad al mundo. Contagia tu amor, contagia tu serenidad, tu confianza. Contagia tu fe para que llegue a todos los rincones del planeta.

 

 

Ábrete a sentirte

Respira amor… exhala miedo…
Respira tranquilidad… exhala miedo… 
Respira confianza… exhala miedo…
Respira gratitud… exhala miedo…

 

Llevamos tiempo plantando entre todos las semillas del mundo que merecemos, y que tanto reclamamos. Ahora tenemos que seguir ahí, cultivándolas, atendiéndolas, para así, al fin, recoger sus frutos.

Disponemos de un cuerpo maravilloso, es una maquinaria perfecta. Nuestro cuerpo nos protege mediante el sistema inmunitario, y la única arma que puede atacarle es el miedo.

El miedo a la cosa atrae a la cosa: el miedo al virus genera enfermedad, el miedo al miedo genera más de lo mismo. El miedo paraliza el cuerpo y vuelve manipulable a la mente. 

¿Qué te dices?

Hemos de prestar atención a lo que oímos, porque ello nos está hablando de nuestra particular forma de pensar, de nuestro estar en el amor o en el miedo. De cuanto escuches, selecciona con qué te quieres quedar y libérate del resto. Observa tus palabras construidas con tus pensamientos, y procura crear una red de Amor con ellos.

Cuando entramos en estrés, y el miedo es la puerta más directa, la liberación de hormonas como el cortisol disminuye el sistema inmunológico. Disponemos de numerosos recursos para mantener dicho sistema en activo, como puede ser la calma, la risa, los abrazos, el baile, la música, la naturaleza, los buenos alimentos, la meditación, etc.

Además de todos estos recursos, que son intrínsecos a nuestra entidad como seres humanos, también otros remedios externos que nos regalan las plantas.

Artemisia Ánnua

La Artemisia Ánnua es una de las plantas más potentes no solo para reforzar, sino también para regular y para potenciar el sistema inmunitario, a fin de prevenir en unos casos y de erradicar en otros, las infecciones, gripes, resfriados y un largo etc.

Para la prevención del virus basta con tomar una infusión al día de esta planta, y cuando sea como tratamiento la dosis recomendada es de cuatro infusiones al día. La manera de preparar las infusiones es la siguiente:

  • Echa en una taza una cucharada de postre de Artemisia Ánnua.
  • Pon agua a hervir y antes de que entre en ebullición lo añades a la taza.
  • Tapa y deja reposar por cuatro o cinco minutos.
  • Por último la filtras y la tomas caliente, a pequeños sorbos.

Cuando se trate de una sola toma es preferible que ésta sea en ayunas, para que su asimilación sea más directa. Su sabor es un tanto amargo, si lo deseas puedes combinarlo con la Stevia.

Visita la web de Josep Pamiès, Dulce Revolución, para obtener más información de ésta y otras plantas medicinales.

 

https://volviendoanacer.es | Psicología Transpersonal BioNeuroEmoción® Hipnosis Madrid y Online | La corona del MIEDO

 

Obsérvate y cuestiónate

  • ¿Por qué y para qué estoy viviendo esta experiencia?
  • ¿Cuál es el aprendizaje que en esta ocasión me propone la Vida?
  • ¿Lo que pienso va en favor del amor?
  • ¿Lo que pienso va en favor del miedo? Y si es así…
  • ¿Por qué y para qué pienso como pienso?
  • ¿Por qué y para qué siento lo que siento?
  • ¿Qué miedos están despertando en mí estos hechos?
  • ¿Qué parte de mí se emociona con el miedo?

Si te apetece puede realizar la visualización creativa: SUPERACIÓN de los MIEDOS del NIÑO INTERIOR que encontrarás en el canal de YouTube de © Volviendo a Nacer.

El cambio comienza en ti

En lugar de estar esperando que lo que hay afuera cambie para que tú te encuentres bien, medita sobre qué cambios has de hacer en ti mismo para que esto suceda.

La vida te recuerda que estás vivo, a cada momento inhalas y te llenas de vida. Agradece tu presencia, ten en cuenta que el resto del mundo cuenta contigo, eres importante para la sostenibilidad del conjunto.

No estés en la espera de una vacuna, ninguna te va a aportar la paz que buscas, porque sencillamente nada externo puede hacer por ti lo que sólo a ti te corresponde. Ningún virus está afuera, sino dentro de ti. 

Si tienes miedo, siéntelo. Intensifícalo al máximo posible, y pregúntate qué es lo peor que podría pasar. Y vuelve a sentir el miedo… Quizá topes con la creencia que está validando el miedo para ti, aquí y ahora.

No te sientas mal por sentir miedo, no te mientas, sé honesto contigo mismo. Como te decía, si tienes miedo tan solo tienes que abrirte a sentirlo, eso sí, no te quedes ahí porque al miedo ya lo conoces y sabes que no te interesa, sabes que no es tu sitio.

No te rindas, ¡siempre adelante!

Cuando le das cabida al miedo y te dejas sentir toda su energía, el miedo pierde fuerza, se hace más pequeño, y el espacio que hasta entonces ocupaba lo llena el Amor.

Sé que has recorrido un largo camino hasta llegar a este tu presente. ¿Te vas a rendir ahora? ¿Vas a dudar de cuanto has ido sintiendo, creando, aprendiendo en tu viaje?

Estamos experimentando el proceso que todos nosotros, unos de manera consciente y otros inconsciente, hemos pedido y para el cual estamos preparados: quedar transformados por la renovación de nuestra mente.

Tú y yo somos Uno con el Creador, con la Fuente, con la Vida… y esto también incluye al famoso virus. Es parte de la película, nada más. 

Meditación

Ahora te invito a que te acomodes y realices la siguiente meditación. ¡¡Disfrútala!!

 

 

La Vida es Aquí y Ahora.

Comparte esta información con aquellas personas que pueda ayudarles. Gracias.
Espero que esta lectura te haya aportado
Transforma tus heridas en fortaleza; emprende tu viaje de sanación conmigo.

Mantente al día de las novedades

Como obsequio, llévate este práctico Ejercicio para Identificar y Desprogramar tus Creencias Limitantes... porque ser feliz más que un derecho, es un deber 🦋

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido Protegido con Derechos de Autor

Mantente al día de las novedades

Como obsequio, llévate este práctico Ejercicio para Identificar y Desprogramar tus Creencias Limitantes... porque ser feliz más que un derecho, es un deber 🦋