La enfermedad contemplada desde Las 5 Leyes Biológicas del Dr. Hamer

www.volviendoanacer.es | Bioneuroemoción Madrid | La enfermedad contemplada desde Las 5 Leyes Biológicas | La enfermedad, cuestión de supervivencia

La enfermedad, cuestión de supervivencia

.

Durante mucho tiempo se ha considerado la enfermedad como algo ajeno que llega a nuestra vida, fruto de la casualidad o como castigo divino por algo que hemos hecho mal. El Dr. Ryke Geerd Hamerrecientemente fallecido, es el creador de la Nueva Medicina Germánica (NMG) y sus Las 5 Leyes Biológicas, con las que aporta a la humanidad una nueva y revolucionaria mirada para el entendimiento de la misma:

La enfermedad no es otra cosa que un programa biológico, que aporta la respuesta a un problema que desde la psique estimamos como traumático y sin solución aparente, que nos toma desprevenidos y vivimos en soledad; se trata, pues, de un perfecto mecanismo biológico de supervivencia activado con el fin de perpetuar la especie.

En un artículo anterior al que titulé “Guía sobre el origen emocional de cada enfermedad“, puedes encontrar una tabla de las enfermedades y su origen psicoemocional (también lo puedes escuchar en YouTube desde este enlace). Hoy voy a ceñirme a Las 5 Leyes Biológicas establecidas por nuestro querido Dr. Hamer, con la única pretensión de aportar un poco más de luz a alguno de los conflictos que, quizá en este momento, esté dándose en tu vida. Ten en cuenta que hablamos de leyes, y esto quiere decir que se cumplen en el 100% de los casos.

Ryke Geerd Hamer

Ryke Geerd Hamer nace en Frisia (Alemania) en 1935. En 1961 obtiene su diplomatura como Doctor en Medicina, siendo por un tiempo médico y docente en clínicas universitarias de Tübingen y de Heidelberg. Durante muchos años el Dr. Hamer fue admirado y respetado, tanto por sus colegas como por sus numerosos pacientes. 

El 18 de agosto de 1978, en el transcurso de una fiesta en un yate anclado próximo a un pueblo de Córcega, el príncipe Alberto de Saboya dispara accidentalmente su arma contra Dirk Hamer, de 19 años, uno de los hijos del Dr. Hamer y la también Dra. Sigrid Hamer. Trasladado todavía con vida a Munich, Dirk Hamer fallece cuatro meses después en Heidelberg.

La trágica muerte de su hijo, sumada a otras dificultades desencadenadas por el inesperado y dramático suceso, provocan que el Dr. Hamer desarrolle al cabo de cuatro meses un cáncer de testículos y su esposa un cáncer de mama. La Dra. Hamer atravesó varias enfermedades cancerosas hasta fallecer, en abril de 1985, por un infarto de miocardio.

Es precisamente la muerte de Dirk Hamer, junto con las consecuencias de ésta en las vidas de sus padres, lo que genera el inicio de la investigación que realiza el Dr. Hamer, quién, en ese momento, emite la hipótesis de que tanto su cáncer como el de su esposa pudieran tener relación con el atroz conflicto que vivieron en el más completo aislamiento.

.

www.volviendoanacer.es | Terapia PisoBioEmocional Madrid | Guía sobre el origen emocional de cada enfermedad | Vacío existencialNueva Medicina Germánica 

1ª Ley Biológica: Ley de Hierro

Esta primera ley nos habla de que antes de la aparición de un síntoma o enfermedad, la persona necesariamente ha vivido un acontecimiento inesperado de gran intensidad y sentido en soledad, conocido como impacto o shock (= choque), siendo un instante preciso el que da como resultado la respuesta biológica.

El contenido del conflicto biológico desencadenado por este choque, determina la localización exacta de un área de actividad en el cerebro, denominado foco de Hamer (se aprecia con total nitidez en un escáner en forma de circunferencias concéntricas), y en su correspondencia en el cuerpo (= síntoma o enfermedad). Es el llamado DHS, o Síndrome de Dirk Hamer en honor a su hijo fallecido.

2ª Ley Biológica: Carácter bifásico de las enfermedades

Esta segunda ley aporta una información sumamente relevante en la aparición de los síntomas, puesto que mientras la persona esté viviendo la situación conflictual se encontrará en la primera fase de la enfermedad, conocida como simpaticotónica, fase fría, o también de conflicto activo, y una vez ésta, de manera consciente o inconsciente resuelva su conflicto, entrará en la segunda fase llamada vagotónica, fase caliente, o también de curación.

El ritmo habitual del ser humano es el de normotonía (día y noche). Este ritmo se ve alterado en el momento que se vive un impacto inesperado, dando lugar a la fase activa del conflicto. Este choque, o DHS, inicia el Programa Biológico que permite al organismo (psique, cerebro y órgano), incrementar su funcionamiento diario para enfocarse, única y enteramente, en dar solución a la situación imprevista y sumamente estresante.

Es conveniente añadir que en algunos casos, es preferible reducir la intensidad del conflicto antes que resolverlo y afrontar los síntomas que acompañan a la fase de curación, como puede ser en el caso de una pérdida de territorio que, dependiendo de la intensidad con la que es vivida el conflicto, puede concluir con el infarto de miocardio en la fase vagotónica.

A nivel de la psique, los síntomas en fase fría son preocupación, pensamiento repetitivo, insomnio, inapetencia y extremidades frías entre otros. Los síntomas en fase caliente son cansancio, apetito, extremidades calientes… además de los físicos que puedan aparecer como inflamación, infección, hemorragia y reducción o crecimiento celular, de acuerdo a la capa embrionaria a la que pertenezca el órgano que se haya visto afectado.

www.volviendoanacer.es | Bioneuroemoción Madrid | La enfermedad contemplada desde Las 5 Leyes Biológicas | La enfermedad, cuestión de supervivencia

3ª Ley Biológica: Sistema ontogenético de las enfermedades

Esta tercera ley nos muestra cómo la manera en la que se viva el conflicto, hará que se afecte el órgano que dé respuesta a la solución del problema que no se ha podido resolver desde la psique.

Cada uno de los órganos de nuestro cuerpo pertenece a una capa embrionaria, de acuerdo al momento de su formación durante nuestra gestación. Estas capas son tres:

  1. Endodermo: Supervivencia.
  2. Mesodermo:
    1. Antiguo: Protección.
    2. Nuevo: Movimiento, capacidad de acción.
  3. Ectodermo: Relación, territorio e identidad. 

Hasta la aparición de Las 5 Leyes Biológicas, las metástasis se han considerado como el movimiento invasivo de las células cancerígenas en otras partes del cuerpo, utilizando para su desplazamiento el torrente sanguíneo o el sistema linfático. Sin embargo, el Dr. Hamer ha demostrado que los cánceres que puedan aparecer tras un tumor inicial, no son el resultado de células cancerosas que migran sin sentido ni lógica definidos, sino la consecuencia de nuevos DHS que, habitualmente, son el resultado de la vivencia dramática que vive la persona en el momento del diagnóstico o del pronóstico de su enfermedad.

4ª Ley Biológica: Sistema ontogenético de los microbios

Esta ley trata de la importancia de los microbios en la fase de restauración del organismo. Los microbios vienen a ser los albañiles que, en unos casos, reconstruyen la parte de los tejidos que había sido degradada en la fase activa del conflicto, y, en otros, eliminan las células sobrantes de acuerdo a la capa embrionaria afectada, de tal manera que cooperan para el buen restablecimiento del cuerpo. 

En consecuencia, los microbios no son los causantes de las enfermedades, es nuestro cerebro quien dicta el mandato para que sean usados por el cuerpo, siempre y cuando estén disponibles, con el fin de optimizar la fase de curación. Por algo es que la Madre Naturaleza, en su innegable perfección, ha resuelto que nuestro organismo posea un número de microbios mucho mayor que el de células.

Los seres humanos, demostrando un gran desconocimiento al respecto, hemos ido generando unos hábitos tendentes a desinfectar y eliminar las poblaciones de microorganismos que nos son necesarios, a pesar de estar demostrado científicamente que de no ser por su presencia la vida no sería posible.

www.volviendoanacer.es | Bioneuroemoción Madrid | La enfermedad contemplada desde Las 5 Leyes Biológicas | La enfermedad, cuestión de supervivencia

.

5ª Ley Biológica: Quintaesencia

La quinta y última ley nos habla de la majestuosidad con qué se da la vida. La enfermedad no es algo que venga a perturbarnos desde fuera, ni el desatinado actuar de algunas de las células de nuestro cuerpo.

Si hemos llegado hasta el punto evolutivo dónde nos encontramos, es gracias a nuestra capacidad de adaptación a las circunstancias inherentes a la vida a lo largo de millones de años. Cada una de estas adaptaciones han ido creando innumerables programas, similares a los de un ordenador, que han dado como resultado una gran despensa de la que se sirve nuestro cerebro cuando no sentimos cubierta una necesidad biológica.

La más importante misión de nuestro inconsciente biológico es la de asegurar la supervivencia de la especie, aún por encima de la del individuo, de tal manera que cuando vivimos en soledad una situación altamente estresante, que nos coge a contrapié y a la que no damos una solución desde la psique, es el cerebro el que se hace cargo de ella para resolverla en términos biológicos.

La enfermedad es, por tanto, un programa especial de la naturaleza con un claro sentido biológico, que acude en nuestro auxilio con el fin de preservar la evolución de las especies, permitiendo a todos los organismos el salir victoriosos de las situaciones particulares de emergencia.

Ni casualidad, ni causalidad… hablamos de resonancia

Todo cuanto sucede en nuestra vida tiene un para qué, un motivo de que así sea. Si bien en este caso hablamos de las enfermedades, lo puedes extrapolar a cualquier situación existencial que te robe el derecho a ser pleno y feliz. Cada situación aporta un aprendizaje, y este viene determinado por los patrones que has heredado de tus ancestros y tus propias vivencias que comenzaron en el útero materno.

Volviendo al tema que hoy nos ocupa, date cuenta del gran atrevimiento del ser humano al considerar a nuestra Madre Naturaleza ineficaz, traicionera, o dada a cometer errores tales como los crecimientos cancerosos o degenerativos, en lugar de asumir la propia libertad y responsabilidad en las elecciones que llevamos a cabo en nuestra vida.

Todas las llamadas enfermedades son, por tanto, la manifestación biológica de una incoherencia con nuestra alma, cuando decimos o hacemos contrariamente a lo que pensamos y sentimos, y que mientras no resolvamos lo que hemos aceptado como conflicto nos impedimos crecer espiritualmente, puesto que no nos enferman las personas y/o situaciones que vivimos, sino la manera en la que nosotros las interpretamos.

Reflexiones

A mí me gusta decir que nada sobra ni nada falta, por lo tanto cuanto vivamos es perfecto, contemplado desde el aprendiz que experimenta cada una de las situaciones que, desde un plano inconsciente, vamos atrayendo a nuestra vida… y realmente hay pocas cosas que nos faciliten el aprender y dar un giro a nuestra vida, como lo es la enfermedad.

Yo te pregunto: ¿tuviste que hacer algo para enfermar? Sin duda tu respuesta es no; pues bien, para sanar tampoco has de hacerlo; tu cerebro, regido por las leyes naturales, se encargará de todo una vez tomes consciencia de la creencia y la emoción responsables de interpretar una situación neutra como conflictual.

Aprende a dejar de temer a la enfermedad, pues no se trata de quejarse ni de luchar, sino de buscar el significado de su mensaje, el cual, siempre y en todos los casos, te conduce a tu liberación.

.

El corazón entiende de razones que la razón no entiende

.

Redacción: Mari Ángeles Cámara – Volviendo a Nacer


– Gracias –


Porque tú tienes el problema pero también tú tienes su solución… te acompaño en el camino de vuelta a tu Ser, si es que encuentras obstáculos para acceder por ti mismo al origen de tu enfermedad, trastorno y/o situación conflictiva

.

www.volviendoanacer.es | Bioneuroemoción Madrid | Hipnosis Clínica Reparadora | Regresiones | Hipnosis Profesional | Numerología Terapéutica | Registros Akhásicos | Theta Healing | Flores de Bach | Estudip Proyecto Sentido Gestacional | Estudio del Transgeneracional | MorfoPsicología

.

www.volviendoanacer.es | Bioneuroemoción Madrid | Hipnosis Clínica Reparadora | Regresiones | Hipnosis Profesional | Numerología Terapéutica | Registros Akhásicos | Theta Healing | Flores de Bach | Estudip Proyecto Sentido Gestacional | Estudio del Transgeneracional | MorfoPsicología.

Mail: angelescmr@gmail.com  –  Tfno. y Whatsapp: +34 685 42 36 53
Consultas presenciales en Madrid y en todo el mundo a través de Skype

.

Suscríbete al blog de Volviendo a Nacer y recibirás las últimas publicaciones y novedades en tu correo electrónico:

,

.

Si te ha gustado, ¡¡compártelo!!
Share this post

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *